Rigel, un buque con nombre de estrella (traducción de la introducción al portugués)


INTRODUÇÃO
Este livro é uma compilação de todo o trabalho realizado após o naufrágio do navio “Rigel” no mar da Argentina, na província de Chubut. Você não pode escrever tudo o que realmente foi feito, porque as folhas de dez livros não seriam suficientes para contar a história pessoal de cada pai, mãe, esposa ou filho da equipe do “Rigel”. Sim em
No entanto, é bom dar uma dica inicial para incentivar a investigação pessoal. Assim como há muitas coisas no fundo do mar que o ser humano não conhece, também nas relações humanas existem muitos segredos, muitos sentimentos, muitos crimes, muita intolerância.
Depois de “Rigel” tudo mudou, ou quase tudo. Milhares de problemas vieram à tona, e o sério era que navios antigos eram enviados para o mar, independentemente de afundarem ou não, importava apenas que o seguro pudesse ser coletado e o certificado de autorização de pesca vendido. Em vez de tirá-los de circulação, levá-los ao ferro-velho ou vendê-los para colocação em museus e fazer parte da história, eles foram enviados para uma jornada sem retorno. Com muitos navios, trabalhou por muitos anos, mas com o “Rigel” foi diferente. O jogo não correu bem. Todas as medidas legais foram executadas e a autorização do Juiz responsável foi alcançada para permitir que os mergulhadores descessem e recuperassem os corpos. Essa autorização chegou à Casa Rosada e ainda, em 2020, estamos aguardando a aceitação do pedido.
A gestão ambiental abrange todos os tipos de procedimentos; de plantar uma semente; erradicar aterros; monitorar se não há corrupção e relatar. Este livro apresenta um tema em que tudo é sintetizado. Até que os corpos sejam recuperados e o “Rigel” não seja levantado, não poderemos apresentar nossas evidências à Justiça, mas garantiremos que todos os que realmente querem conhecer a verdade tenham a oportunidade de acessá-la.

Que bajen los buzos a recuperar los cuerpos
Rigel, un buque con nombre de estrella Partió del puerto de Mar del Plata el 6 de junio de 2018

Llegada a Mar del Plata, Marzo 2018


Antes de aterrizar en el aeropuerto de Mar del Plata, tuvimos que ir mar adentro porque venía otro avión adelante y no teniamos pista. Yo veía que el piloto se adentraba mar adentro y no entendia qué pasaba. Le dije: creí que íbamos a la Patagonia. Noooo, me dijo, no nos alcanzaría el combustible….jaaa.

Y tiempo después, tuve que viajar a la Patagonia en avión por el tema del Rigel. Parecía una premonición.

Mucha investigación para escribir el libro sobre el buque Rigel


La investigación empezó en el Puerto de Mar del Plata, en el Consorcio, el Prefectura, en la banquina. Todos contaban una parte de la historia y yo me fuí dando cuenta de a poco cómo era que sucedian las cosas. Después me fuí a Puerto Madryn. Despues recorrí el norte de Argentina.

No es fácil. Un día te toca a vos, otro día me toca a mí.

no es fácil que los que deberían saber todo, te cuenten la verdad.

la clave estaba en Mar del Plata y hasta que no les puesimos los puntos sobre las ies no largaron prenda. Pero lo más importante fue ajustar la hora en Mar del Plata, Y allí empezó todol.

Cuarentena Creativa


Tenia mucho material en las carpetas, en la computadora, en el teléfono, debido a todo el trabajo que habia realizado en toda la República Argentina con el tema de la Gestión Ambiental.

Asi que decidí elegir uno de ellos y de a poco voy a ir publicando el resto. El buque Rigel me pareció el más importante porque todavía falta el final, final, es decir que lo refloten. En ese momento, el juez Gustavo Lleral va a tener las pruebas que hacen falta para poder dictar sentencia y castigar a los culpables. Lo que pasó ya está, no hay forma de volver atrás con la vida o la mueerte de los tripulantes, no se puede hacer hablar al capitán del buque porque aunque se encontró su cuerpo, estaba sin vida. No obstante, quedamos nosotros para contar la verdadera historia del Rigel. Pareciera que es igual a la de los otros buques que naufragaron, pero no, no es igual. Con el Rigel pasó algo distinto y eso fue lo que destapó la olla de todo lo que sucedió después.

Rigel: un buque, una estrella, un brillo iluminador


No todo es “para siempre”. Hay un refrán que dice: “Tanto va el cántaro a la fuente que acaba por romperse”. Y es cierto. Se hundió uno y otro y otro, y se creían que se iban a seguir hundiendo barcos, buques, muriendo gente y nunca se iba a saber la verdad. No señor. Un día te toca a vos y otro día me toca a mí,  hasta que un día tocas el botón equivocado y perdiste. El hecho de que te “dejen pastorear” no significa que ganaste la partida, o que el otro es tonto, o que podés hacer lo que querés porque nadie dice nada, nadie se da cuenta de nada…No, eso no es cierto. A la larga o a la corta se te derrumba el mazo de naipes.  Y así fue. Los gobiernos, los políticos, los funcionarios, se pasaban la pelota unos a otros y nunca pasaba nada; ¡hasta que un día pasó! Yo creo que el tiempo en que no pasaba nada era porque la justicia divina permitía ciertas cosas para darle lugar al corrupto a que se arrepintiera. Pero, como eso no sucedió, se cortó la soga. Ahora falta la estocada final y listo. La providencia les está dando otro plazo. ¿No lo quieren hacer? Bueno, entonces se les cortará la soga. Nadie escapa a la justicia divina. El tiempo es solo una herramienta de la divinidad para los humanos que tenemos muchas limitaciones pero…  la posibilidad de hacer las cosas bien si somos honestos.IMG-20190215-WA0045