Caperucita y el Lobo


caperucitaEl Lobo ya no quiere a Caperucita, ahora quiere el bosque. Pero el Lobo sabe que cuando queme todo, cuando venda todo, cuando saque a la familia de Caperucita del bosque, se quedará solo y lleno de dinero que le darán otros lobos de otros países. Pero, Caperucita tiene un plan.

Caperucita vivió muchos años con su familia en el bosque y conoce el lenguaje de la selva, de los ríos, de los arboles y de las aves. Existe un código secreto que la naturaleza revela a quienes desean defenderla. O se comienza el dialogo ya, o los lobos se quedaran solos con su ambición.

No esperes que otros decidan por vos y la naturaleza. Tenés herramientas para defender lo que te parece justo.


Origen: No esperes que otros decidan por vos y la naturaleza. Tenés herramientas para defender lo que te parece justo.

Ambiente no sólo son vegetales y animales, también es el arte del ser humano para vivir en armonía con los componentes del ambiente en la naturaleza. Y, qué pasaría si te echan de tu casa y te privan del aire puro y del agua potable y de la paz del entorno? Sabias que los legisladores están tratando un proyecto para quitarte lo que es tuyo? No solo lo que es tuyo a nivel material sino lo que es tuyo a nivel emocional y espiritual. Pensalo, porque si no lo decidís ahora, cuando se sancione la ley de bosques será tarde. Creo que esta vez el lobo y Caperucita van a tener que sentarse a dialogar.

 

Buenas Practicas Ambientales

Imagenes del bosque


No debemos olvidar que en los bosques existen viviendas, existe un sistema de vida ya armado en armonía con el ambiente que los rodea. Ese ambiente esta interconectado con otros ambientes urbanos que se ven perjudicados cuando se rompe el equilibrio rural. Se contamina el agua subterránea, el aire y el suelo y eso viaja, ya que la naturaleza no es estática sino que todo esta íntimamente relacionado, así como la sangre viaja desde la punta del pie hasta la punta de la cabeza. Es igual, es un cuerpo viviente el bosque y los elementos que los conforman.

Proyecto de Ordenamiento de bosques de Córdoba


En primer lugar la Naturaleza tiene bien ordenados a los bosques del mundo. El hombre con sus leyes erróneas los desordena provocando consecuencias catastróficas.
En primer lugar talar el 50% de los bosques que todavía existen es un error porque de allí sale el oxigeno y el nitrógeno para la atmósfera. Allí esta la fuente de salud de la naturaleza que tiene su equilibrio ecológico con plantas, aves, mamíferos, anfibios, insectos y hongos. Todo lo mencionado trabaja, diríamos en “equipo”, para que se entienda mejor. Los hongos ayudan a las raíces. Las bacterias del suelo trabajan con el nitrógeno. Las mariposas y abejas se dedican a polinizar las flores, etc. Si se mata todo eso, desaparece una parte del cuerpo de la naturaleza, es como que a una persona le arrancaran los riñones y pretendieran que siga viva. Directamente es muerte. Mirándolo desde el punto de vista holistico, es decir materia, emoción, mente, alma y espíritu, se nota que los que redactaron este proyecto ya están muertos. Son personas que solo miran el aspecto material, como el cuerpo que tienen, brazos, piernas y órganos, pero no tienen sentimientos ni razonamiento ni fuerza de voluntad para crear y producir. Si la naturaleza los castigara, seria que una peste les mate el ganado y que los chinos no compren la soja. No estamos muy lejos de eso porque los chinos desean a cambio de soja tierras del sur argentino para construir una represa hidroeléctrica de miles de millones. Ademas están con la base aérea en Neuquen, así que los chinos instan a los argentinos a que tiremos abajo toda nuestra riqueza natural. Ademas, si hacen obras de minería, se van a contaminar los ríos y lagos que de por si ya están contaminados. Lo ideal seria que usen las zonas verdes que son las aptas para ganadería y no toquen ni una rama de la zona roja, que esta llena de bosques. Ademas, la gente que vive allí se van a tener que mudar porque los líquidos venenos los van a matar o van a malformar los fetos de las mujeres en gestación.