Las distintas religiones explican el fenómeno a su manera


Cada religión espera a su profeta , a su maestro o al resultado de su trabajo. No todos hablan de Jesucristo, algunos esperan  a otros maestros, o algunos eventos distintos que darán un cambio de 180 grados a la humanidad. Algunos se rebelarán contra las instituciones y otros disfrutarán de su libertad, como lo manda la era de acuario.

 

¿Dónde ubicarse en un mundo tan heterogéneo?


Cuando estamos frente a una vidriera mirando artículos, vemos sentados en la vereda los que fuman marihuana o inhalan estimulantes o drogas. Cuando estamos en la fila de un banco se nos pone detrás una persona que sin más fuma un porro como si nada. Cuando estamos en un restaurant o cine, no fuman pero sus ropas están impreganadas del olor característico. Cuando estamos en un lugar social como la escuela, la universidad, el club o el super, vemos como se manifiestan alegremente y con gran jolgorio como si haberse drogado fuera algo “natural”. Es dificil explicarle a los padres lo que tienen que hacer cuando uno mismo como docente no sabe o no se ha ilustrado frente al tema. No hay tiempo para hacer una carrera en psicología para ver cómo se aborda el tema. No se puede denunciar porque los entes tienen normas rígidas y encasilladas en distintos rubros..por lo tanto es imposible arbitrar.  Convivir en un mundo donde todo es diferente es interesante a los fines del aprendizaje y difícil a los efectos de convivencia. Lo ideal sería aceptarnos pero esa aceptación pasa por los sentidos. Como hacer para que no sientas mareos o que se te revulve el estómago frente a ese olor o esa situación anárquina de comportamientos. Antes nos daba pena el olor a tabaco. Ahora que todas las leyes lo han prohibido por todos lados nos enfrenamos a la cannabis. Antes, recuerdo que en los bancos, en las oficinas comerciales, en los negocios, en las empresas todos fumaban, ahora fuman en la puerta de calle. Pero los fumadores de hierbas…llevan sus vicios en sus ropas, en sus risas, en sus gestos, en sus decires, en fín, un mundo psicodélico que necesita urgente un DICCIONARIO DE JEROGLÍFICOS para poder ser vivido. Norma Delio

COMO FUNCIONA EL CEREBRO DE UN DROGADICTO, POR JOSE CONTRERAS…


¿CÓMO FUNCIONA EL CEREBRO DEL DROGADICTO

Cada día que pasa, se conoce un poco más del mecanismo de acción de las drogas y los neurotransmisores, como las vías o sistema cerebrales que intervienen como desencadenante en el desarrollo de la sintomatología del adicto. Se conjuga la motivación, las emociones y los instintos, los neurotransmisores intervienen en la fuente de actividad de la euforia, el decaimiento, en las alteraciones del comportamiento humano. Las drogas se encargan de producir estados de excitación, depresión, alucinaciones, pérdida de la coherencia, de sincronización psicomotora y pérdida de lo racional, para convertirse en un ser totalmente desequilibrado desde cualquier comportamiento conductual que usted lo considere, es decir, se muestra como una persona errante que camina sin rumbo y no sabe mental y psíquicamente ¡a dónde ir,¿ porqué existe?, el quehacer de su vida, y sobre todo,¡ porqué le ocurre lo que esta viviendo!, en su interior existe un desbalance bioquímico insoportable para su organismo.
Interviene la dopamina en el área, llamados por algunos autores de “recompensa mesolímbico”, el “locus” del desorden adictivo; con repuestas de euforia y estimulación cerebral; no olvidemos que es la catecolamina por excelencia, más que norepinefrina y epinefrina. Las endorfinas, en las áreas medias del Sistema Límbico y Corticales, que actúa frente a los estímulos del dolor, la regulación de la temperatura, la sed y los alimentos.
El GABA, ácido gamma amino butíril amina, con predominio en la zona conocida como AMIGDALA, “la de las repuestas automáticas y agresivas”; también en el Bulbo Olfatorio, el Telencéfalo ventral y el Globo Pálido, con participación en la repuesta adictiva. En el Cerebro Racional, frontal, actúan con pensamiento sin contenido, distorsionado, que junto con el componente Límbico, se asocian para facilitar y mantener activo, el mecanismo adictivo y destructor; principalmente el sistema primario, muestra el desequilibrio bioquímico que lleva a la compulsión, excitación, euforia, deseos automáticos (Amígdala). En todos éstos caminos de retroalimentación, interviene las vías dopaminérgicas, endorfinas, el “sistema de recompensa cerebral”- se compone de las áreas “Ventral Tegmental, Núcleo Acumbens, Corteza Prefrontal y el Hipotálamo Lateral”- zona predilecta de las acciones que promueven la drogadicción, con la participación del componente motivacional y motor”. Es evidente que el normal funcionamiento de los transmisores antes mencionados, son acompañados generosamente por las drogas que desbordan y producen un desorden de la persona en su constitución biopsiconeuroendócrina, con las consecuencias que todos conocemos y su reinserción social es resorte del especialista en el tema de drogadicción.-
josehectorcontreras@arnet.com.ar
© Copyright 20007-09-02- Todos los Derechos Reservados.-

Publicado por en 15:46

COMO FUNCIONA EL CEREBRO DE UN DROGADICTO, POR JOSE CONTRERAS…


¿CÓMO FUNCIONA EL CEREBRO DEL DROGADICTO

Cada día que pasa, se conoce un poco más del mecanismo de acción de las drogas y los neurotransmisores, como las vías o sistema cerebrales que intervienen como desencadenante en el desarrollo de la sintomatología del adicto. Se conjuga la motivación, las emociones y los instintos, los neurotransmisores intervienen en la fuente de actividad de la euforia, el decaimiento, en las alteraciones del comportamiento humano. Las drogas se encargan de producir estados de excitación, depresión, alucinaciones, pérdida de la coherencia, de sincronización psicomotora y pérdida de lo racional, para convertirse en un ser totalmente desequilibrado desde cualquier comportamiento conductual que usted lo considere, es decir, se muestra como una persona errante que camina sin rumbo y no sabe mental y psíquicamente ¡a dónde ir,¿ porqué existe?, el quehacer de su vida, y sobre todo,¡ porqué le ocurre lo que esta viviendo!, en su interior existe un desbalance bioquímico insoportable para su organismo.
Interviene la dopamina en el área, llamados por algunos autores de “recompensa mesolímbico”, el “locus” del desorden adictivo; con repuestas de euforia y estimulación cerebral; no olvidemos que es la catecolamina por excelencia, más que norepinefrina y epinefrina. Las endorfinas, en las áreas medias del Sistema Límbico y Corticales, que actúa frente a los estímulos del dolor, la regulación de la temperatura, la sed y los alimentos.
El GABA, ácido gamma amino butíril amina, con predominio en la zona conocida como AMIGDALA, “la de las repuestas automáticas y agresivas”; también en el Bulbo Olfatorio, el Telencéfalo ventral y el Globo Pálido, con participación en la repuesta adictiva. En el Cerebro Racional, frontal, actúan con pensamiento sin contenido, distorsionado, que junto con el componente Límbico, se asocian para facilitar y mantener activo, el mecanismo adictivo y destructor; principalmente el sistema primario, muestra el desequilibrio bioquímico que lleva a la compulsión, excitación, euforia, deseos automáticos (Amígdala). En todos éstos caminos de retroalimentación, interviene las vías dopaminérgicas, endorfinas, el “sistema de recompensa cerebral”- se compone de las áreas “Ventral Tegmental, Núcleo Acumbens, Corteza Prefrontal y el Hipotálamo Lateral”- zona predilecta de las acciones que promueven la drogadicción, con la participación del componente motivacional y motor”. Es evidente que el normal funcionamiento de los transmisores antes mencionados, son acompañados generosamente por las drogas que desbordan y producen un desorden de la persona en su constitución biopsiconeuroendócrina, con las consecuencias que todos conocemos y su reinserción social es resorte del especialista en el tema de drogadicción.-
josehectorcontreras@arnet.com.ar
© Copyright 20007-09-02- Todos los Derechos Reservados.-

Publicado por en 15:46

COMO FUNCIONA EL CEREBRO DE UN DROGADICTO, POR JOSE CONTRERAS…


¿CÓMO FUNCIONA EL CEREBRO DEL DROGADICTO

Cada día que pasa, se conoce un poco más del mecanismo de acción de las drogas y los neurotransmisores, como las vías o sistema cerebrales que intervienen como desencadenante en el desarrollo de la sintomatología del adicto. Se conjuga la motivación, las emociones y los instintos, los neurotransmisores intervienen en la fuente de actividad de la euforia, el decaimiento, en las alteraciones del comportamiento humano. Las drogas se encargan de producir estados de excitación, depresión, alucinaciones, pérdida de la coherencia, de sincronización psicomotora y pérdida de lo racional, para convertirse en un ser totalmente desequilibrado desde cualquier comportamiento conductual que usted lo considere, es decir, se muestra como una persona errante que camina sin rumbo y no sabe mental y psíquicamente ¡a dónde ir,¿ porqué existe?, el quehacer de su vida, y sobre todo,¡ porqué le ocurre lo que esta viviendo!, en su interior existe un desbalance bioquímico insoportable para su organismo.
Interviene la dopamina en el área, llamados por algunos autores de “recompensa mesolímbico”, el “locus” del desorden adictivo; con repuestas de euforia y estimulación cerebral; no olvidemos que es la catecolamina por excelencia, más que norepinefrina y epinefrina. Las endorfinas, en las áreas medias del Sistema Límbico y Corticales, que actúa frente a los estímulos del dolor, la regulación de la temperatura, la sed y los alimentos.
El GABA, ácido gamma amino butíril amina, con predominio en la zona conocida como AMIGDALA, “la de las repuestas automáticas y agresivas”; también en el Bulbo Olfatorio, el Telencéfalo ventral y el Globo Pálido, con participación en la repuesta adictiva. En el Cerebro Racional, frontal, actúan con pensamiento sin contenido, distorsionado, que junto con el componente Límbico, se asocian para facilitar y mantener activo, el mecanismo adictivo y destructor; principalmente el sistema primario, muestra el desequilibrio bioquímico que lleva a la compulsión, excitación, euforia, deseos automáticos (Amígdala). En todos éstos caminos de retroalimentación, interviene las vías dopaminérgicas, endorfinas, el “sistema de recompensa cerebral”- se compone de las áreas “Ventral Tegmental, Núcleo Acumbens, Corteza Prefrontal y el Hipotálamo Lateral”- zona predilecta de las acciones que promueven la drogadicción, con la participación del componente motivacional y motor”. Es evidente que el normal funcionamiento de los transmisores antes mencionados, son acompañados generosamente por las drogas que desbordan y producen un desorden de la persona en su constitución biopsiconeuroendócrina, con las consecuencias que todos conocemos y su reinserción social es resorte del especialista en el tema de drogadicción.-
josehectorcontreras@arnet.com.ar
© Copyright 20007-09-02- Todos los Derechos Reservados.-

Publicado por en 15:46