Historia del partido Nuevo Paìs y de porqué estoy acá

Estamos trabajando fuerte en distintos lugares de Córdoba y puntos del interior con los afiliados de Nuevo País y, logicamente, con País. Pero al explicarle a la gente que queremos afiliar no entienden bien y yo, recien estoy empezando a entender. Uds. saben que siempre tuve una orientación metafísica, interdimensional y que la política para mí era algo que no se toca…..(largo de contar). Sin embargo, por estos día ví la necesidad de involucrarme….los que están en el tema saben porqué, y los que no….algun dia se los contaré. De todos modos, acá les transcribo un trabajo de la pagina «sos periodista», donde explica bien la historia de País, de Nuevo País, del MUV, ETC. Allí hay un párrafo donde dice «no tienen candidatos». Bueno, eso quedó en la historia. Ahora los candidatos son: Felipe Solá para presidente y Enrique Sella para Gobernador de Córdoba. Vamos avanzando. Ningún partido se hizo de la noche a la mañana, ni siquiera el peronismo, ya que los que han leído como empezó Perón sabran que tuvo muchas dificultades entre sus idas y vueltas y diferentes estrategias. Lo ideal aquí es participar en política, colaborar, no sé si involucrarse a full en un sentido de fanatismo, quizá no, por lo menos yo no soy fanática en esto, pero sí en tener un poco de noción de cómo funcionan las cosas. Uno no sabe cómo se desarrollarán los acontecimientos en una semana, en un mes, en un año. A la gente le gusta participar, ya lo he notado en los pueblos, pero hay algo, les gusta que se les explique, que se les enseñe, que los ayuden en sus problemas económicos, de salud, de educación, de vivienda, etc. porque se sienten abandonados. Quizá este llamado que he sentido casi «por casualidad» a conectarme con la gente tenga un trasfondo de ayuda, que no viene de mí sino de algun punto «más allá». Uno nunca sabe porque está parado aquí o alla. Norma Delio. <Malvinas Argentinas, Córdoba.

….

Sosperiodista.

El legislador Enrique Sella vendría ser algo así como el «hombre sumatoria». O el «hombre sellos», a decir de otros. No porque sea un experto en matemáticas ni un buen oficinista de correos. Sino porque lidera un espacio que se nutre de varios partidos o sellos políticos, que terminan engordando las listas de las grandes fuerzas políticas no sin desorientar y aturdir a un electorado con una profusa oferta electoral.

Este domingo, el cuarto oscuro en Córdoba contendrá 34 boletas para 9 fórmulas provinciales y 11 municipales. La explicación de porqué hay más boletas que candidatos no es sólo normativa sino el emergente de algo más profundo vinculado con la crisis de los viejos partidos, la irrupción de campañas costosas y cierta picardía política criolla.

Una forma de comprender mejor este intríngulis de números y nombres que se repiten en boletas supuestamente iguales, es personalizando la cuestión en un caso. El de Sella, por ejemplo.

El legislador provincial -hoy de licencia- ocupó todo este tiempo una banca por el bloque País, junto a la legisladora Alicia Menta. Ambos llegaron a ser parlamentarios merced a los 55 mil votos obtenidos en sumatoria con la lista del radicalismo, en elecciones celebradas en octubre del 2003. Es decir, fueron votos capitalizados por el partido de Alem y por Sella y Menta, que llegaron a una banca.

Lo particular del caso es que ahora Sella busca repetir un nuevo mandato legislativo pero «colgado» de la lista de legisladores de Unión por Córdoba, que encabeza el ministro de Seguridad -también de licencia- Juan Carlos Massei y que lleva como fórmula gubernativa a Juan Schiaretti y a Héctor «Pichi» Campana.

Pero la cosa no termina ahí. Porque el acuerdo al que llegó Sella con el oficialismo es llevar en sumatoria no sólo a su partido País sino también dos sellos más: el Partido Nuevo País, que responde a Horacio Domínguez, el legislador que hoy reemplaza a aquel en la Unicameral; y el Movimiento de Unidad Vecinalista, que lidera Juan Cruz Córdoba. «Los dos partidos tienen un acuerdo con nosotros», contó Sella.

Ese acuerdo converge en el Frente Nuevo País, que apoya la candidatura a presidente de la Nación de Jorge Sobich, para las elecciones del 24 de octubre próximo. Ese Frente también lo integran el Movimiento Popular Cordobés y el Movimiento de las Provincias Unidas, quienes a nivel provincial acordaron ir en sumatoria el domingo con la lista de la Unión Cívica Radical.

En síntesis, de los cinco partidos satélites que apoyan la candidatura a presidente del gobernador neuquino, tres arreglaron con el oficialismo y dos con el radicalismo.

En ese marco se inscribe la candidatura de Sella en la ubicación 21 de la lista sábana de Unión por Córdoba. El legislador y titular de País necesitará, para renovar su mandato, que Schiaretti haga una buena diferencia de votos en la Ciudad Capital pero sobre todo que las boletas de País, Nuevo País y el MUV, arañen los 50 mil votos propios.

Sella afirma que la única forma que tienen los partidos chicos para sobrevivir en el escenario político actual es a través del sistema de sumatoria de votos. «Es la única forma que tenemos para no ser convidados de piedra en el juego democrático», señala. Sin embargo, el legislador radical Heriberto Martínez dice que «hay que terminar con esta historia de sumatorias y alianzas que no tienen candidatos y terminan cobrando por los votos que sacan producto del apuro o el error del votante ante tantas boletas».

«Esto se acaba obligando a estos partidos pequeños a militar en los sectores internos para depurar los grandes partidos», opinó Martínez. Para Sella, la cuestión es más compleja. Señaló que el sistema evita que los partidos menores «tiendan a desaparecer», y pragmático afirmó que la decisión de «colgarse» de los partidos más grandes tiene que ver con la posibilidad de «participar en una elección». No hay conflicto ideológico en haber sumado antes para la UCR y ahora para el PJ. Sino puro cálculo y especulación política.

En condiciones normales -es decir, con candidatos propios y en boletas separadas- lo más probable es que el desempeño electoral de ciertas agrupaciones estén condenadas al olvido. Entonces se vuelven funcionales a los intereses de los grandes partidos: le suman votos de distintas vertientes ideológicas y aportan argumentos para hablar de consenso y apertura democrática. Unión por Córdoba, la coalición creada por De la Sota, hizo punta en estos últimos años. El Frente Cívico y Social de Luis Juez acaba también de emularlo.

Sella afirmó que durante estos tres años su bloque ejerció una «oposición constructiva» al gobierno provincial. Pero tres fuentes de la oposición consultadas por este diario coincidieron en aclarar que «en general, acompañó los proyectos del oficialismo» y que era lógico que terminara acordando con Unión por Córdoba. Además, porque su pasado político es el justicialismo. En su juventud, llegó a militar a la par del también joven José Manuel, hoy gobernador.

¿Por qué acuerda con Unión por Córdoba siendo que ingresó a la Legislatura sumando para la lista radical?
El análisis que hicimos es el siguiente. Las fuerzas como las nuestras son pequeñas aunque cuenten con una estructura armada y comandos electorales en casi todos los departamentos. Hay una situación que tiene un marco electoral claro: Córdoba tiene una semejanza con la elección de Capital Federal donde tres grandes fuerzas van a polarizar todo el electorado, y la izquerda va a aportar quizá uno o dos legisladores, el resto van a salir en una u otra manera en sumatoria de votos con las grandes fuerzas políticas. Esto, a los todos los partidos politícos chicos nos ubicó en el dilema de buscar alternativas. En un principio, la idea nuestra era ir solos, pero no lo pudimos hacer, entre otras cosas porque no disponemos de un aparato económico fuerte. En la sumatoria de votos del 2003 me criticaron mucho, pero ahora no veo las mismas críticas de la prensa de Córdoba. A mí ahora me tendrían que dar el diploma, porque resulta que me criticaron durísimamente y no veo que ahora nadie diga nada de Recrear, el ARI, que van en sumatoria con el radicalismo, o el Frente Grande que suma para Juez. Si bien es cierto que lo mío puede parecer una incompatiblidad no lo es porque, en definitiva, las idelologías han cediddo y todos saben que yo soy peronista aunque tenga una actitud de respeto hacia todas las fuerzas políticas. Aquella sumatoria fue algo que nos permitió participar de la elección y llegar a la Legislatura a través de nuestra boleta, pero bueno, en política nada es gratis.

Está mal interpretado lo de la sumatoria porque si no hubiésemos ingresado en el 2003, hubiera ingresado un legislador del Partido Socialista y uno más de la Izquiera Unida. La sumatoria es un sistema que le permite a las fuerzas chicas participar de las grandes elecciones porque, si no, somos convidado de piedra en la democracia.

¿Por qué no con la UCR esta vez?
Le tuvieron miedo a la sumatoria porque sólo nos aceptaban una boleta. Además, ellos acordaron con otras dos fuerzas, el ARI y Recrear, que son desprendimientos del partido. Nos plantearon que en esta oportunidad no era posible porque ya tenían otra sumatoria. Entonces, entre quedarnos afuera y participar, elegimos acordar con Union por Córdoba, que quiza nos permita llegar o no.

Según el legislador radical Heriberto Martínez, el acuerdo se frustró porque Sella pretendía ir en sumatoria con el partido a nivel local y en sumatoria con Unión por Córdoba en la Provincia. «Nosotros no podíamos aceptar esta mezcolanza».

¿Dicen que usted arregló con el oficialismo porque fue consecuente con ellos como legislador?
Todo el mundo sabe que en la Legislatura tuve una actitud de oposición constructiva, porque a mí me eligieron para legislador y en ese sentido hemos presentado como bloque 461 proyectos en tres años y medio, hemos participado en todos los debates de la Cámara dando opinión. En lo que coincidimos nosotros lo apoyamos y en lo que no, no. Votamos en contra del contrato de Aguas, la ley del Apross, la ley de Seguridad, los subsidios a Intel. Pero le votamos a De la Sota un montón de cosas que tienen que ver con el bienestar de los cordobeses.

¿No traicionó el voto de sus electores al terminar acordando con los que tenía que controlar?
Yo no fui mano de yeso. Soy un hombre de la democracia y pensante, el día que no pueda pensar me retiro.

Según su criterio, a los partidos chicos no le queda otra que ir en sumatoria.
Es la única manera para llegar salvo que sea un partido nuevo que tenga un lidearzgo fuerte y respaldo económico.

De las distinas alternativas, la que le garantizaba volver a la Legislatura era Unión por Córdoba.
No me garantizaba sino que me dio la oportunidad de poder acordar. Definimos que no podíamos presentar alternativa de gobernador y vice porque la elección estaba polarizada y frente a las alternativas teníamos más afinidad con UPC, tras no poder cerrar un acuerdo con la UCR.

¿No cree que este sistema profundiza el descrédito en el electorado al confunfirlo?
No creo que desnaturalice la democracia. Lo que pasa es que hay que darle mayor difusión y decir la verdad: en este país se habla mucho de los partidos políticos y no reciben nada de apoyo ni del estado nacional ni provincial. La provincia no pone un sólo peso por ninguna fuerza grande, chica o regular, entonces ¿cómo va a sobrevivir un partido si recibimos 5 mil pesos por año? Así no se puede mantener un garage como local partidario. Por eso estamos obligados a buscar alianzas para sobrevivir en el campo de la política. A la gente se le hizo creer que recibimos un montón de dinero del estado y no es así. En Córdoba, nada y en la Nación, cada vez menos. Y si encima te obligan a que el 20% lo destines a formación política, el 20% de 5.000 mil pesos que recibimos son mil, yo pregunto ¿qué podemos hacer como curso de formación si para un curso de oratoria nos pasan un presupuesto por diez clases de 5.000 pesos? Es todo un tema.

¿Usted tiene partidos o simples sellos?
Hay partidos que son un sello y otros como el nuestro que no no lo son, nosotros en cada cabecera departamental por lo menos tenemos un garage, una casa de familia, o un local.

En definitiva, ¿la sumatoria es un atajo?
Sí, es un atajo. No es un sistema que para mí merezca la crítica porque evita que los partidos menores tiendan a desaparecer.

30/8/07

fuente:http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:56-rx73b3JkJ:www.sosperiodista.com.ar/Cordoba/Ir-en-sumatoria-o-ser-un-convidado+jose+horacio+dominguez+partido+nuevo+pais&cd=4&hl=es&ct=clnk&gl=ar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: