José Vicente Lomuoio

Córdoba: Sin control ni inversión en el mobiliario urbano
[08/08 | 10:36 ] La empresa Braver es la concesionaria -hasta el 2011- de la instalación y mantenimiento del mobiliario urbano de la ciudad, y de la explotación comercial de los espacios reservados para publicidad.

Sin embargo, ante la presunción de que no realizan las inversiones exigidas, el Concejo Deliberante aprobó ayer un pedido de informes para que el Ejecutivo municipal explique cuál es el estado actual del contrato y ejerza control efectivo de la concesión.

No es necesario recorrer demasiado las calles de la ciudad de Córdoba para advertir que el mobiliario urbano está totalmente desmantelado. Relojes electrónicos que no funcionan desde hace años; cestos de basura sin fondo o directamente estructuras metálicas solas; y garitas de colectivos sin vidrios ni asientos son, entre otros, los factores que dan cuenta de la escasa o casi nula inversión realizada durante los últimos años por parte la empresa Meca-Braver, a cargo de la concesión para la instalación y el mantenimiento del mobiliario urbano hasta 2011.

Ante la falta de control de las responsabilidades que la empresa asumió en el contrato suscripto durante la gestión de Germán Kammerath, en el 2001 y por el término de diez años, ayer el Concejo Deliberante de Córdoba aprobó un pedido de informes al Ejecutivo municipal para conocer cuál es la situación contractual a la fecha con la firma.

Y es que, a principio de este año, el actual jefe comunal firmó un decreto aprobando la transferencia total de la concesión del mobiliario de Meca a la empresa Braver, y además presentó en el Concejo Deliberante un acta de renegociación y prórroga del contrato del mobiliario urbano por tres años más, demanda que fue rechazada por los ediles.
Desde entonces, si bien la explotación exclusiva de la publicidad estática en la vía pública continúa, no se conocieron detalles sobre el estado en que quedó el contrato. Y tampoco hubo control efectivo sobre la empresa, que no repuso más los elementos necesarios ni realizó el mantenimiento correspondiente.

“El mobiliario urbano prácticamente no existe, está destruido y, a la falta de controles, se suma, posiblemente, la falta de instrumentos legales correctos que obliguen a quienes hacen de esto un buen negocio, en desmedro de mantener la ciudad en condiciones”, señaló a LA MAÑANA el edil José Lomuoio, impulsor del pedido de informes.

En los fundamentos de la iniciativa del bloque Frente para la Victoria, se indicó: “Queremos tener información suficiente para evaluar quién es el responsable; si existió caducidad de un contrato; si se produjeron perjuicios económicos; y nos interesa saber si el municipio fue perjudicado. Recibir información que nos permita tener un claro conocimiento de la situación antes descripta”.

Sin control ni inversiones

Según comentó Lomuoio, desde que los concejales rechazaron el acta de renegociación propuesta por Juez -por considerar que la empresa no cumplía con lo establecido en el contrato original-, “nunca más tuvimos novedades de esta empresa que sigue explotando la cartelería estática”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: