La esfinge egipcia informó siempre sobre el paso por la zona de fotones


Artículo por Ray Mardyks

El Verano del Amor Incondicional

El Verano de las Profecías

Los meses del verano de 1998 ofrecen una oportunidad espiritual única. No es como ninguna que se le haya ofrecido a la humanidad en la Tierra hasta ahora. Entre 1998 y el año 2012, la Tierra estará cambiando hacia su próxima etapa de evolución planetaria. Toda la humanidad estará cambiando junto con la Tierra. El que los individuos humanos sean conscientes de lo que esté sucediendo durante los próximos 13 a 14 años, es todavía una pregunta abierta. Mucha gente, si no es que la mayoría de la humanidad, puede no estar completamente consciente de lo que está sucediendo. ¿Se requiere de la comprensión y de la participación humana para que la Tierra evolucione? Probablemente no, por más que queramos creerlo.

Edgar Cayce, “el profeta durmiente”, habló sugestivamente de 1998 como el año en el que el Salón de los Registros, oculto bajo la Esfinge en Egipto, sería vuelto a descubrir y se abriría. Esta “apertura” en 1998 estaba asociada también con la inminente “Segunda Venida” de Cristo. Los registros fueron “sellados” intencionalmente alrededor del año 10,500 AC. Esto fue durante la Era astrológica de Leo, el León. En años recientes, la conexión entre la constelación del León en el cielo y la Esfinge en la Tierra, se ha vuelto muy popular. “Como es arriba es abajo…”

¿Qué es realmente un Cambio de Polos?

Lo que también ocurrió en ese tiempo, hace 12,500 años, fue un cambio de polos. Este no fue un cambio de los campos magnéticos de la Tierra, como lo popularizan los abogados modernos del día del juicio final, sino un cambio de polos astronómico y también astrológico. La Tierra tiene una moción giratoria peculiar que crea un ciclo de casi 26,000 años. Durante este ciclo, la posición del Sol, en el momento del equinoccio vernal (de primavera), parece cambiar a través de trece constelaciones del zodiaco, pasando 2000 años aproximadamente en cada una. Alrededor del año 10,500 AC, el Sol, en el equinoccio vernal, estaba entrando a la constelación de Leo el León (Era de Leo). Actualmente este marcador de “era” está en la constelación de Piscis el Pez (Era de Piscis) y se está moviendo hacia Acuario el Portador del Agua (Era de Acuario).

Adicionalmente al movimiento del equinoccio, los polos de la Tierra también parecen moverse a través de las diferentes constelaciones de estrellas. Imagina el polo norte de la Tierra como un chakra coronario. Las estrellas justo arriba de esta apertura serían sugestivas de la “conexión espiritual” de la Tierra. Al inicio de la última Era de Leo, alrededor del año 10,500 AC, el polo norte de la tierra estaba “cambiando” hacia una nueva constelación de estrellas, la que ahora llamamos Hércules. Este fue un cambio de polos, amigos. Una gran prueba para el legendario Hércules fue luchar contra un león, cuya piel lo veían vestir con frecuencia. Los mitos reflejan lo que está sucediendo en el cielo. Ahora regresemos al momento presente.

Entre los años 1998 y 2001, la Tierra, en el momento de los equinoccios y los solsticios, estará alineada con la Galaxia de la Vía Láctea en la que vivimos. Esto solo ocurre una vez cada 6500 años. En el equinoccio de otoño de este año, en septiembre 22-23, la Tierra comenzará esta Alineación Galáctica y una iniciación galáctica. El equinoccio de otoño se alineará con el polo norte de nuestra Galaxia. En el cielo, la posición del Polo Norte Galáctico se encuentra justo detrás y arriba de la constelación del León. El León está en una posición de guardián. Es el protector arquetípico de este chakra galáctico o puerta. Visualiza a nuestra galaxia con un chakra coronario abierto. Es desde aquí desde donde se mueven las energías hacia dentro y hacia fuera. Esto también sugiere el viaje intergaláctico. Es solo durante una Alineación Galáctica, cuando la Tierra puede recibir estas frecuencias galácticas y volverse inmersa dentro de las actividades intergalácticas. ¿Qué tanto nos involucra esto a nosotros los humanos?

Entre las Patas de la Esfinge

JJusto después del eclipse lunar el 8 de agosto de 1998, el Sol se mueve hacia la constelación del León. En agosto 21-22, toma lugar inmediatamente un eclipse solar frente a la estrella Regulus, el “Corazón del León”. Esto corresponde a la “puerta” entre las patas de la Esfinge. Edgar Cayce habló enigmáticamente, “la línea de la sombra cae entre las patas de la Esfinge…” cuando se refería a la entrada del Salón de los Registros. Durante este eclipse, una sombra cubrirá al sol entre las patas del León/Esfinge. Lo que es único y especial respecto a este eclipse solar en particular, es que este ocurre cerca del tiempo de la Alineación Galáctica. La última Alineación Galáctica, cuando un equinoccio se alineó con este polo galáctico, fue justo antes de la última Era del León y del “sello” del Salón de los Registros. Supuestamente, la verdadera historia de la humanidad está contenida entre esos registros. Tal vez el único momento en el que podamos reconectarnos con nuestros verdaderos ancestros, que probablemente son viajeros intergalácticos, sea durante una Alineación Galáctica.

El León Arquetípico es el guardián del polo galáctico y también es la entrada al Salón de los Registros bajo la Esfinge. Este ser arquetípico ha sido llamado Jah, en masculino y Sekmet, en femenino. La estrella más brillante en la constelación del León es llamada Regulus y es la clave hacia los misterios del León. Esta estrella es la única estrella brillante que yace a lo largo del camino del Sol, mientras el sol parece moverse a través del zodiaco. Existe una relación íntima entre el León y el Sol.

En la Astrología Galáctica, el Sol representa un centro de conciencia, generalmente conciencia propia y conciencia del ego. Es el lugar que identificamos como “Yo”. Las estrellas y las constelaciones representan las dimensiones del alma y del espíritu. Las estrellas salen todo el tiempo, pero no podemos verlas durante el día porque el sol es demasiado brillante. En forma similar, las dimensiones arquetípicas del alma y del espíritu no pueden ser vistas cuando la luz del ego, o de la conciencia personal, es demasiado brillante. Las estrellas aparecen cuando el sol baja. Las realidades multidimensionales aparecen cuando se trasciende al ego. Durante los eclipses solares, el Sol (y el ego) son bloqueados temporalmente. Se puede incluso ver las estrellas durante el día en el momento de un eclipse total de sol.

El León arquetípico es “el que rige al corazón” en cada individuo. Con frecuencia, este arquetipo se proyecta hacia una celebridad, tal como el miembro de una familia real, una estrella de rock, o una estrella de cine. Integrar esto para ti mismo, involucra estar abierto al León y estar deseoso de experimentar a tu corazón como el que rige, en otras palabras, haciendo siempre lo que deseas verdaderamente y actuando desde el amor en lugar del miedo .

La Elevación de Sirio
La elevación de la estrella de Sirio, en el área alrededor de Stonehenge, también ocurre cerca del tiempo del eclipse solar en agosto 21-22 de 1998. Esta área incluye sitios sagrados como Avebury, Silbury Hill y Glastonbury. Es aquí también en donde toman lugar la mayoría de los círculos de las cosechas (Crop Circles). Recuerda que en Inglaterra, la ubicación de todos esos sitios, está simbolizada por un león. ¿Existe una conexión directa entre la Esfinge y los sitios sagrados en el sur de Inglaterra?

La elevación de la estrella de Sirio, ocurre en diferentes días para diferentes ubicaciones en la Tierra. La mayoría de las “emisiones” de Sirio ocurren durante julio y agosto cada año. La cultura Egipcia Ancestral estaba muy sintonizada con los ciclos, la energía y el movimiento de la estrella de Sirio. Durante los tiempos antiguos Egipcios, las estrellas del León y de Sirio, ambas ascendían juntas. La elevación de Sirio era el evento que iniciaba su Año Nuevo. ¿Qué es lo que recibe cada año la Tierra de la estrella de Sirio?

Imagina que la Tierra es una entidad viviente. Al igual que muchas personas necesitan lentes para ver mejor, o un radio para recibir comunicaciones invisibles; la Tierra tiene pirámides, círculos de piedra y otras estructuras de templos para ayudar a la Tierra a recibir ciertas energías, frecuencias e información, mucha de esta proveniente de las estrellas. Imagina que esos instrumentos son diseñados y construidos para las necesidades evolutivas planetarias de la Tierra. Imagina que la humanidad es solo una pequeña parte de este proyecto y está ayudando a la Tierra en formas que son en su mayoría inconscientes. Imagina que la Esfinge, las pirámides, muchos templos sagrados y los círculos en las cosechas, están todos diseñados por un nivel de conciencia que está más allá de la comprensión humana .

Claves Bajo la Esfinge
Debajo de la constelación del León en el cielo, hay dos constelaciones que también son claves hacia el misterio de la Esfinge. Una de esas es la constelación llamada Cráter, la Copa. Esto está representado en el mito y la leyenda por el Santo Grial. De acuerdo a los dichos populares sobre la historia, el Santo Grial fue traído desde Jerusalén a Glastonbury. La otra constelación interesante encontrada bajo el León es llamada Argo Navis el Barco, llamada también algunas veces el Arca. El Santo Grial es un icono importante en la tradición Cristiana como lo es el Arca de Noé en la Biblia y también el Arca de la Alianza en la tradición Judía. Una tradición secreta sugiere que el Arca de la Alianza fue traída desde Jerusalén hacia las islas británicas por los Caballeros Templarios.

Tanto el Grial como el Arca son contenedores; la “sangre de Cristo” en el Grial y las dos tablas de piedra en el Arca de la Alianza. Tanto el Grial como el Arca pueden ser reconocidos en un nivel más profundo como instrumentos de comunicación. La “sangre” en el Grial sugiere una “línea sanguínea” o linaje que se regresa en el tiempo. ¿Esto se regresará todo el camino hasta nuestros orígenes, provenientes de las estrellas? El Arca fue usada por “Dios” para hablar con Moisés. ¿Habrá sido este el ser, o los seres, que trajeron aquí a la humanidad desde las estrellas? Tanto el Grial como el Arca pueden también ser relacionados como símbolos para la Tierra. La Tierra nos sostiene como una copa y nos transporta a través del espacio, como un barco o un Arca. Visualiza a la Tierra como una nave espacial viva, viajando con el sol a través del espacio galáctico.

Imaginemos a la Tierra como una computadora biológica inmensa. Cuando insertamos un nuevo programa o aplicación dentro de nuestras computadoras modernas, aparece un icono en el escritorio. ¿Qué es lo que podemos comprender mejor cuando reconocemos que los círculos en las cosechas son iconos de nuevas programaciones, que se están insertando dentro de la Tierra desde Sirio u otros sistemas estelares? El nuevo icono o círculo en la cosecha es visualmente simbólico de la función del nuevo programa. ¿Qué sucederá cuando se activen estos nuevos programas? Tal vez el programa maestro que utiliza a todos estos programas más pequeños de los círculos de las cosechas, no ha sido insertado todavía. Tal ves la inserción del nuevo programa maestro está programado para el Eclipse Total de Sol en agosto de 1999, cuando la sombra de ese eclipse viaje a través del sur de Inglaterra, Europa, el Medio Oriente, Pakistán y la India. ¿Cómo serán los círculos en las cosechas en agosto de 1999? ¿Se necesitan esos nuevos programas para la Alineación Galáctica de la Tierra ?

La Gran Alineación

La Alineación Galáctica de 1998-2001 sucede durante el periodo de tiempo de trece equinoccios y solsticios, desde septiembre de 1998 hasta septiembre del 2001. Imagina que la Tierra como planeta ha sido como una computadora biológica solitaria, solo capaz de tener acceso a sí misma, al sol y a algunos de los otros planetas del sistema solar. Una forma de ver esta Alineación Galáctica es imaginarse que la Tierra es conectada con una Internet multidimensional interestelar; Una Red Galáctica. Va a tomar trece años mas o menos para que la Tierra integre esos nuevos programas y esta nueva conexión galáctica. Imagina los niveles de conciencia e información que serán accesibles cuando la Tierra entre en línea “galácticamente” en el 2012.

El año 2012 también está marcado por la posición de la estrella Regulus, el Corazón del León. En el 2012, Regulus pasa del signo de Leo hacia el signo de Virgo. La estrella Regulus estará en el lugar de reunión entre esos dos. ¡Recuerda que la Esfinge es una combinación del León y de la Virgen!

El eclipse solar en agosto 21-22 de 1998, está preparando el camino para la Alineación Galáctica y proporciona una oportunidad para abrirse al ritmo del latido del corazón del León. Cuando hacemos esto, liberamos todo el miedo y nos rendimos al amor incondicional. Este es un prerrequisito para tener acceso a la entrada del Salón de los Registros. El Sol estará pasando a través y debajo del León (La Esfinge) hasta el inicio de la Alineación Galáctica. Esto ocurre en el momento del equinoccio el 22-23 de septiembre.

Para aquellos que encuentren la “entrada” a través de sus corazones y accedan a los registros “internos”, este equinoccio va a señalar una posible “unción” a través del chakra de la corona y el inicio de una anticipación consciente en la iniciación galáctica de la Tierra. Esta es una oportunidad para algunos de nosotros para cambiar nuestro centro desde la conciencia enfocada en el Sol (el ego) hacia la conciencia galáctica (Ser Superior). Para otros, la vida continuará reflejando las ilusiones creadas por la conciencia egocéntrica. Esa gente continuará creyendo que lo que está “allá afuera” no es otra cosa más que un reflejo de sí mismos.

La conciencia Galáctica es análoga a la Conciencia Crística. Yeshua ben Yosef (Jesús Cristo) fue de la tribu de Judah, simbolizada por el León. Aquellos que han elegido el “sendero del León del Amor Incondicional” sabrán que no existen maestros o líderes que seguir. Ellos serán guiados por sus propios corazones y por el amor incondicional. Algunos pocos pueden incluso detener el tiempo lo suficiente como para recibir un regalo, La Flor de la Vida .

(Tomado de la Revista Four Corners)

Para entender el 2012 y lo que sucederá


Todo en el universo gira alrededor de algo, así mismo Como si de un sistema de relojería, perfectamente sincronizado se tratase, el Sistema Solar de Ouxrz (nuestro sistema solar) forma parte del engranaje del grupo estelar de Alcione, con un Consejo de 6 seres de luz, estrella principal de la Constelación de Pléyades, situada ésta en el cúmulo de Tauro y que gira, a su vez, en torno al sol central de Andronover (Hsyznam) con una jerarquía de 28 seres de luz, una de las nebulosas pertenecientes a la Galaxia denominada Vía Láctea (formada por mas de 150.000 millones de estrellas) rotando asimismo alrededor del Gran Sol Central de este Universo Menor. La órbita alrededor del centro de la galaxia dura un promedio de 208 millones de años del tiempo terrestre. En adelante me referiré a esta rotación como el Gran Ciclo Orbital.
El Sistema Solar, como sistema fue creado hace aproximadamente 4.500 millones de años, lo que corresponde a 22 Grandes Ciclos Orbitales del propio Sistema alrededor del Gran Sol Central de la Galaxia. Según nos adentramos en la Era de Acuario, el sistema comienza a moverse en una nueva órbita alrededor del Gran Sol Central, y se encamina hacia una nueva vibración.


El Sistema Solar, como sistema fue creado hace aproximadamente 4.500 millones de años, lo que corresponde a 22 Grandes Ciclos Orbitales del propio Sistema alrededor del Gran Sol Central de la Galaxia. Según nos adentramos en la Era de Acuario, el sistema comienza a moverse en una nueva órbita alrededor del Gran Sol Central, y se encamina hacia una nueva vibración.
en sistema solar gira como s alrededor de alcione como se ve la imagen siguiente.

El movimiento de las capas tectónicas


Los antiguos sabian de los distintos cambios del Planeta Tierra, sus períodos y sus catástrofes.

Lamentablemente muchas bibliotecas y escritos fueron quemados y destruidos a lo largo de la historia de la Humanidad.

Ahora, podemos saber que el Sistema Solar no es estático sino que viaja en forma de elipse alrededor de otra estrella y que a su vez se aleja de los lugares originales.

Al pasar por zonas de alta actividad electromagnetica sufre cambios. Los antiguos lo sabian y estaban preparados para esos cambios. Como? con naves.

Existen muchas civilizaciones que viven en naves, naves etericas para areas de mucha electricidad y naves materiales para viajar a mundos densos.

Es por eso que ahora nosotros estamos en estos cambios.

Solo hay que prepararse.

Norma

Cambio Climatico, sus motivos, sus causas reales


El Cinturón de Fotones

google_protectAndRun(“ads_core.google_render_ad”, google_handleError, google_render_ad);
Cada Era dura 2000 años. Estamos en la Era de Acuario. Cuando nació Jesús marcó la Era de Pisis….2000 años. Hubo que preparar a la gente para que aprendieran a desprenderse de los bienes materiales.
Cuando estaba Moises fue la Era de Aries, otros 2000 años para atrás. Tuvo que enseñar la Ley, la purificación del cuerpo material. Tenemos que saber que cuando nos acerquemos al calor y luz de los fotones nos vamos a derretir como cera caliente…solo queda la mente y la conciencia…del resto nada…
Antes de Moises estuvo Abraham….2000 años antes, Era de Tauro. Hubo que tomar conciencia de la construcción material, de la vida y la muerte de la materia. El culto a los muertos, tal como lo indicaron los Egipcios en sus monumentos funerarios….
En estas 3 eras ya pasaron 6000 años.
Es un cuadrante de frio y sombras…todo oscuridad.
6000 años antes, penumbras, salian de la Luz y entraban en las semipenumbras.
6000 años antes todo Luz….la edad de la conciencia fotonica….LEO….El unico que manda ahora es el Sol…..El sol era otro en la epoca de los fotones, pero al entrar en la oscuridad y frio es lo que vemos….una pequeña lumbrera…que nos mantiene vivos para que podamos prepararnos……
  El Sistema Solar puede que entre, en los primeros años del siglo XXI en una vasta región cósmica de luz, llamada “El Cinturón de Fotones”. Al atravesarla, la rotación de la tierra cesará y como consecuencia, se romperán los campos magnéticos, no habrá vientos ni mareas, se cortará la energía totalmente; nuestro planeta quedará quieto durante cinco días, de los cuales tres días serán de sombra y de frío por la ausencia del contacto con el sol. Va a ser una semana de caos, sin intercambios ni servicios; para lo cual la Confederación Galáctica aconseja a la humanidad que almacenen agua, velas, alimentos y que se mantengan unidos para asegurar su supervivencia.
Concluida esta semana, la tierra fuera del centro del anillo comenzará a circular por su segunda mitad durante diecisiete años de luz, hasta llegar a su desembocadura en el año 2014, año en el cual nuestro Sistema Solar ingresará en la quinta dimensión hasta acercarnos a la Constelación de Sirio.
El cinturón está compuesto por infinidad de fotones o partículas de luz y tiene la forma de una gigantesca rosquilla. Había sido descubierto e identificado en 1961, cerca de las Pléyades, gracias a los satélites de la NASA. El fenómeno, sin embargo, fue detectado mucho antes, a principios del siglo XVIII, cuando el astrónomo británico sir Edmund Halley observó que al menos tres estrellas de Las Pléyades no estaban en las mismas posiciones que registraran los griegos en la época clásica. Puesto que la diferencia de localización era considerable, Halley concluyó que Las Pléyades se desplazaban siguiendo un movimiento específico. Un siglo después, sus observaciones fueron confirmadas por el astrónomo alemán Frederick Wilhelm Bessel, quien descubrió que todas las estrellas de Las Pléyades describían un movimiento de unos 5.5 segundos de arco por siglo.

Más recientemente, el investigador Paul Otto Hesse descubrió que, perpendicular al movimiento de las estrellas de Las Pléyades, existía un cinturón de fotones en forma de rosquilla gigante con una extensión de unos 2.000 años-luz (18.846 billones de kilómetros). De ser ciertas las conclusiones de Bessel y Hesse, la Tierra estaría completando un ciclo de entre 24.000 y 26.000 años, dividido en cuatro periodos, en relación con dicho cinturón, lo que cambiará al planeta, al sistema solar y al ser humano para siempre.

Durante este trayecto, nuestro planeta se verá castigado por catástrofes climáticas (maremotos, erupciones volcánicas, terremotos), que pueden activar y hacer que estallen los depósitos nucleares que están dispersos por todo el mundo, provocando una real e irreversible catástrofe.
En la quinta dimensión, la Humanidad adquiriría el concepto de «yo» como identidad grupal. y es aquí donde la conciencia empieza a conocer su verdadera herencia y a despertar a la sabiduría. A medida que una persona se adentra en esta nueva experiencia, entiende que debe compartirla con otros seres que aún se sienten apegados a frecuencias inferiores. Se convierte en un guía que, con su ejemplo, intenta allanar el camino a los que aún siguen dominados por su pequeño «yo» individual
Los canalizadores Virginia Essene y Sheldon Nidle, autores del libro You are Becoming a Galactic Human (Estas convirtiéndote en un humano galáctico). Éstos y otros contactados nos cuentan que el Sistema Solar está a punto de entrar en una vasta región de luz -el cinturón de fotones- en cualquier momento anterior al año 2000. Para Essene y Nidle, este cinturón fotónico actuaría como el vehículo adecuado para reencontrar la conciencia plena, transformando el sistema actual de chakras y el mismo ADN.

[B] La “Confederación Galáctica”, por diferentes medios lo ha advertido años antes a las autoridades del gobierno y de la Iglesia, pero estas una vez mas ocultaron algo de vital importancia para la humanidad… [/B]

El pasaje a través del cinturón fotónico se divide en tres tramos. En primer lugar, la Tierra pasaría por una “zona nula” durante unos cinco o seis días, de los que tres serian de oscuridad total. Después, el planeta entraría en el área principal del mismo cinturón experimentando un estado de luz diurna permanente (24 horas de luz cada día). En condiciones normales, esta etapa duraría unos 2.000 años y terminaría con su salida por el otro lado del cinturón de fotones donde se encontraría con otra “zona nula” en la que de nuevo permanecería durante cinco o seis días.
Para abandonar el anillo mas rápidamente la “Confederación Galactica”, ha dispuesto que la tierra entre en una burbuja interdimensional de rescate que la trasladará fuera del anillo hacia la quinta dimensión. Llegaríamos a este glóbulo de rescate por el año 2012-2013 , un período de diecisiete años que pondrá fin a la luz constante y nos volverá a un ritmo de doce horas de luz y doce horas de oscuridad.
En la “zona nula”, el ser humano comprobaría además que ningún dispositivo eléctrico funcionaría, dándose las situaciones más extraordinarias. Por ejemplo, todos los vehículos quedarían inmovilizados, los ascensores y demás maquinaria dejan de funcionar y todos los utensilios cotidianos accionados por electricidad parecerían artefactos muertos. Sin embargo, a pesar de estas dificultades, a nivel físico se experimentaría un cambio positivo. Al entrar en la “zona nula”, los campos eléctricos y magnéticos de la Tierra se colapsarían, provocando un cambio en todos los átomos del planeta, incluso en los del ser humano, que pasaría a tener un nuevo cuerpo semi-etérico y seria liberado del velo que nubla su conciencia. A partir de ese momento, las personas vivirían la realidad de la luz galáctica, comenzando a recuperar algunas capacidades físicas y psíquicas que perdieron al salir del jardín del Edén.
El segundo día empezara la compresión de la atmósfera; esto ocasionaría que la gente se sintiera hinchada debido a las presiones ejercidas desde la “zona nula” sobre el campo gravitacional de la Tierra. La sensación de hinchazón duraría unos dos días. La compresión de la atmósfera haría que toda la materia se hiciera más densa, con la posibilidad de que se produjeran reacciones en cadena o explosiones nucleares de los materiales radiactivos almacenados en la Tierra. Según Essene y Nidle, estos peligros no nos afectarán porque se producirá un aterrizaje de naves extraterrestres con tripulaciones de técnicos que vendrían a ayudarnos en esos momentos críticos.
El siguiente peligro que podría afectarnos sería un frío intenso causado por la ausencia de calor del Sol, que sufriría un cambio de polaridad interdimensional que impediría que su radiación nos alcanzase.
En el tercer día se atisbaría algo de luz, parecida a la de un amanecer. justo en ese momento comenzaría el «efecto fotónico», que aportara una nueva fuente de energía que acabaría con nuestra dependencia de los combustibles fósiles.
Al principio del quinto ida, el clima empezaría a calentarse y aparecería una luz brillante anunciando que el efecto fotónico se encuentra en su momento óptimo. Las máquinas funcionarían de nuevo y los seres humanos, hiperestimulados por los fotones procedentes de la zona central del cinturón, se encontrarían con una nueva estructura corporal, preparados para la próxima fase en la que sus capacidades psíquicas se agudizarían extraordinariamente. Al final de esa cadena de cambios, durante estos cinco o seis días de tránsito por la “zona nula”, en la Tierra se habría completado la elevación de la conciencia al haberse desplazado hacia una dimensión superior. Las Pléyades no ejercerían control sobre el planeta, que quedaría bajo la influencia de Sirio, como debió suceder hace unos 25.000 años.
La estancia de la Tierra en el cinturón fotónico implicaría que accederíamos a la Era Dorada vaticinada por numerosas profecías de las más diversas tradiciones. los tiempos que vendrían permitirían que el hombre recuperara su conciencia total. Seria el momento más adecuado para el descubrimiento interior y el empleo de dones psíquicos como la telepatía, la telequinesia o la clarividencia, que harían posible la unión entre todos los seres humanos más allá de las barreras culturales, religiosas, políticas y de toda índole que hoy nos separan. Además, parte de la Humanidad estaría integrada en la llamada Jerarquía Espiritual, capacitada para establecer una intima relación con los co-guardianes del planeta (delfines, ballenas, etcétera).
Al entrar en el cinturón fotónico, nuestro cuerpo físico pasará a ser semi-etérico y poseerá muchas de las características del propio cuerpo etérico. Este cuerpo semi-etérico podría ser modificado por la mente tan fácilmente como se cambia de pensamientos. Pero la transformación más importante seria la producida en el ADN. En condiciones normales, los seres humanos poseen un ADN con sólo dos hélices básicas. Sin embargo, antes de la expulsión del jardín del Edén, el ADN tenía 12 hélices en su estado de conciencia total. Entidades extraterrestres de la Constelación de Sirio, estarían en estos momentos contribuyendo a que el ADN humano recupere las 10 hélices perdidas. Esta transformación haría que la estructura celular del cuerpo volviera a su forma primigenia, interaccionando con el cuerpo espiritual interdimensional o alma. La nueva configuración tendría la forma de una “estrella de David”, para permitir la apertura a la conexión con nuestra contrapartida en otras dimensiones. los seres humanos podrían viajar mentalmente a cualquier lugar del Universo.
Además de estos cambios en el ADN, el proceso de la ascensión conllevarla otros dentro del sistema de chakras, que pasaría del actual de siete a uno de doce o trece. los dos últimos chakras corresponderían, respectivamente, a la mujer y al hombre galácticos, y estarían situados sobre la cabeza. Habría otros cuatro chakras: el octavo, el Pozo de los Sueños; el noveno, el Pituitario; el décimo o Pineal y el undécimo, la Corona, recuperando su herencia como ser humano plenamente consciente.

El Fin de los Tiempos….Cambio Climático


El fin de los tiempos y el viaje del Sistema Solar hacia la zona de fotones….luz y conciencia.

Cuando el Sistema Solar sigue su viaje hacia la zona de fotones, donde todo es luz y calor, la materia tal como la conocemos, comienza a derretirse a causa de ese gran calor. El Sol, que fue el único farol entre tanta oscuridad comienza a vibrar en una frecuencia más alta y emite llamaradas. Algunas son tan largas que superan la distancia de Júpiter y Saturno. Todos los seres vivos se derriten y se evaporan, es decir pierden esa materia densa que los conformaba. Lo que no se pierde es la mente y el alma. la mente sigue conectada a la Mente Universal y el Alma, inmortal, sigue con sus ansias de Ser y Existir.

Así, todos los seres con sus diferentes formas materiales, pasan a un plano etérico y electrónico. Dejan atrás la oscuridad y comienzan a experimentar la luz de la conciencia. Sin embargo, aquellas personas aferradas a los bienes materiales, sufren un tremendo dolor cuando ven caer literalmente, sus casas; edificios; autos; aviones; barcos; riquezas y lujos. Les cuesta mucho ese desprendimiento forzoso, ya que la marcha del Sistema Solar no se detiene. Aquí entramos en la Era de Acuario.

El aguador tiene un cántaro de estrellas que simbolizan los fotones y que derramará sobre la humanidad después del año 2012. Este cuadrante de 6000 años tiene a Acuario: Capricorni y Sagitario. Una vez que todos los cuerpos adquieran forma de luz, los seres, después de 2000 años pasan a la Era de Capricornio.

¿Qué significa Capricornio? Es la ambición y la organización u orden. Allí, las mentes buscan la perfección, las almas dormidas que, que nunca despertaron cuando estaban en la oscuridad pasan a otra dimensión hasta esperar un nuevo paso por la oscuridad y tener otra oportunidad.

Para que se entienda mejor, este viaje del Sistema Solar alrededor de otro sol mucho más grande que el nuestro dura 24.000 años. Estos 24.000 años se dividen en 4 cuadrantes. Cada cuadrante está signado por 3 signos zodiacales de 2000 años cada uno. Cuando el Sistema Solar entra en la Era de Acuario por un lado y Leo por el otro, pasa por la zona de fotones, area de luz y calor. Alli todo se derrite y los cuerpos se transforman en luz. Cuando el Sistema Solar sale de esa zona y entra en la zona de oscuridad y frio, los seres se materializan y se enfrian. Después depende de las almas que quieran seguir despiertas o dormirse en la ambición de poseer bienes materiales.

Ahora estamos en el punto de ingreso a la zona de luz y calor, por lo tanto nos estamos elevando en vibraciones pero hay grandes llamaradas del Sol que nos da mucho calor, terremotos, maremotos, deshielos, etc. El Cambio Climático seguirá mostrando el viaje del Sistema Solar hacia la zona de calor, pero los científicos todavía no quieren informar a la humanidad que esto sucederá irremediablemente.

Lo ideal es prepararse para vestir cuerpos de luz, de electricidad y de conciencia ya que la mente va a ser siempre la misma y la nuestra. Ahora, si uno desea seguir aferrado a los bienes estructurados por la materia, va a sentir mucho dolor cuando vea derrumbarse los edificios, las casas, las montañas y prenderse todo fuego…..

Norma Delio