¿La tecnología norteamericana puede producir catástrofes mundiales?

CON TECNOLOGÍA MILITAR ES POSIBLE

El programa militar estadounidense HAARP, y con equipos complementarios de guerra electrónica, permitiría hasta modificar el clima, bloquear comunicaciones en zonas extensas, interferir y dañar equipos electrónicos enemigos.

En ocasiones la realidad supera la ciencia ficción. El pasado 18 de abril, un avión de la aerolínea Air Nostrum tuvo dificultades para aterrizar en el aeropuerto de Pamplona, España. La causa: un pasajero, al encender su teléfono celular, inutilizó uno de los equipos electrónicos de la aeronave y el piloto tuvo que tomar tierra de manera manual.

Las señales de los comunes teléfonos celulares pueden llegar a introducir distorsiones en otros equipos electrónicos que alteran su comportamiento habitual e incluso pueden llegar a inutilizarlos, como con este avión comercial. Imaginemos lo que se podría hacer con equipos de guerra electrónica de amplio espectro.

El «Método y Aparato para Alterar una Zona de la Atmósfera, la Ionosfera, y/o la Magnetosfera de la Tierra» está patentado en Estados Unidos a nombre de Bernard J. Eastlund, bajo el registro U.S. Patent # 4.686.605.

La patente de Eastlund indica que su tecnología es capaz de confundir, o interrumpir completamente, los sistemas de teledirección de aviones y misiles. Adicionalmente, está en capacidad de rociar grandes zonas de la Tierra con ondas electromagnéticas de frecuencias variables, y controlar los cambios de esas ondas, hace posible el corte total de las comunicaciones en tierra y mar, así como en el aire.

El documento oficializado de registro del invento contempla:

«…se puede no sólo interferir las comunicaciones de terceros, sino también aprovechar uno o varios de estos rayos para tener una red de comunicaciones aun cuando el resto de las comunicaciones mundiales esté interrumpido. Dicho de otra forma: lo que se usa para interrumpir las comunicaciones del otro, al mismo tiempo lo puede emplear un conocedor de este sistema como red de comunicación».»Se puede modificar los fenómenos meteorológicos, por ejemplo, cambiando los patrones de viento de las capas superiores de la atmósfera, mediante la construcción de uno o varios penachos de partículas atmosféricas que actuarán como una lente o dispositivo de enfoque”.

En relación con este tema de la guerra electrónica y la tecnología militar, el escritor y profesor universitario, Franz Lee, un luchador sudafricano por la libertad residenciado en Venezuela, escribió el pasado martes 5 de mayo un artículo de opinión ampliamente difundido, en el cual alerta:

”Entre las cosas extrañas que ocurren en el planeta Tierra y en el cielo solar, nos encontramos con aquellas que merecen serias investigaciones (…) Con urgencia, debemos informarnos acerca de los siguientes experimentos y sus últimas actualizaciones: La guerra climática, HAARP, Yellowcake, la gripe española, las ondas escalares y ELF”.

Fuente: Agencia Popular de Noticias.

www.venezuelacantaclaro.blogspot.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: