¿De qué estamos hechos o fabricados todos nosotros?

fuente:

http://www.bibliotecapleyades.net/esp_ascension.htm

Todo está hecho de nada. El material esencial del Universo es que no es, en absoluto, material para nada. El “material” esencial del Universo es «no-material”. El aspecto más interesante de ello es que no sólo es «no-material”, sino que es un “no-material” pensante, porque nuestro espacio interno no es sólo un Vacío vacío – es el útero de la Creación – la naturaleza va al mismo lugar para crear una galaxia o un cuerpo humano que lo hace para crear un pensamiento, porque, ¿Qué es un pensamiento sino un impulso de energía e información que salen del mismo Campo Unificado que estructura y engendra todas las fuerzas de la naturaleza, que finalmente es experimentado como la «realidad» material?

Todos nosotros venimos del mismo lugar, y esos eventos cuánticos – esas básicas vibraciones de la naturaleza que estructuran las flores, los árboles y las estrellas, aparecen en mi propia conciencia, como un pensamiento élite verbal, lingüísticamente-estructurado que me habla en el idioma inglés – y usualmente con un acento indio. En otras palabras, el pensamiento es un evento cuántico. Es una fluctuación en aquel Campo Unificado, y se transforma a sí mismo (como lo hacen todos los eventos cuánticos), en una realidad sub-atómica, realidad molecular y ultimadamente “el mundo entero”. Mi cuerpo físico es parte de ese mundo. Es materia prima reciclada.

Si hay Inteligencia en mí, entonces la inteligencia penetra por todas partes, es omnipresente – hay jerarquías de Inteligencia, o niveles de intensidad de expresión de esa Inteligencia. Está por todas partes y no es local. El pensamiento es simplemente un impulso en ese campo que crea la realidad. Hay muchos trabajos interesantes que muestran que éste es el caso. Cuando tienes pensamientos, estás realmente practicando química cerebral. Cada pensamiento, sentimiento y emoción (no importa si estás pensando en danés o en sánscrito), se traduce en el mismo evento bio-químico. Estos eventos bio-químicos son llamados el neuro-péptidos. Ellos son «mensajeros del espacio interno”.

Hay receptores para los neuro-péptidos en cada célula en el cuerpo. Cada célula también genera neuro-péptidos. Las células inmunes, que nos protegen de desórdenes degenerativos, constantemente están escuchando detrás de las puertas nuestro diálogo interno. La pregunta es, si un diálogo interior está teniendo lugar, ¿quién está teniendo este diálogo interior? Las células inmunes hacen los mismos péptidos que hace el cerebro cuando procesa el pensamiento. En otras palabras, las células inmunes también procesan el pensamiento. Pregúntele a un neuro-biólogo cual es la diferencia está entre el sistema inmunológico y el sistema nervioso, y ellos le dirán que no hay ninguna diferencia.

El sistema inmunológico es un sistema nervioso “circulatorio». Para hacer más interesantes las cosas, este es el caso en todas las otras partes del cuerpo. Cuando los científicos miran células del estómago y células del colon, ellos encuentran las mismas cosas sucediendo. Cuando dices que tienes un «sentimiento» en las entrañas, no estás hablando metafóricamente sino literalmente, porque tus «entrañas» hacen los mismos químicos que hace el cerebro. De hecho, tu «sentimiento en las entrañas» puede ser un poco más exacto, porque las células del intestino no han “evolucionado» todavía a la fase de dudar de sí mismas.

El cuerpo y la mente están conectados en cada aspecto de la fisiología. Cuando nosotros experimentamos eventos cuánticos (inteligencia e información) “subjetivamente», lo llamamos «la mente». Cuando experimentamos esos mismos eventos cuánticos, “objetivamente», los llamamos «el cuerpo». Todo sale del mismo campo de pura potencialidad que engendra dentro de sí mismo toda ésta información y energía que se experimenta “subjetivamente” como le “mente”, y “objetivamente” como “el cuerpo”.

Por sí mismo, el campo está más allá de ambos, “cuerpo» y “mente». El «pensador» no está en el reino del cuerpo o la mente – el campo es el «pensador» detrás del pensamiento, así como la causa de la mente y el cuerpo. Un gran pensador Sufi dijo una vez “Afuera, más allá de las ideas de hacer lo correcto o hacer lo incorrecto, hay un campo – allí te encontraré». Einstein habló sobre ese campo. Él dijo que no es un modelo real para los eventos espacio-tiempo que nosotros llamamos «realidad material”, sino un campo de potencialidad. Es un continuo de todas las posibilidades y estados de energía-información que consecuentemente se manifiestan en eventos de espacio-tiempo.

Regresando a esta idea, que el cuerpo físico no es otra cosa que un campo de ideas, podemos extender esto y ver que aun en el Universo que vive dentro del cuerpo es creado del mismo campo de ideas. Hay que un grupo interesante de hormonas llamadas feromonas, que son moléculas-mensajeras. Si usted infecta una planta con un virus, la planta soltará las hormonas en la atmósfera para permitir que las otras plantas de su propia especie sepan que hay una infección está sucediendo.

La planta es una concentración localizada de conocimiento, en un campo mucho más grande de conciencia. Sabe cómo compartir su conocimiento con otras concentraciones localizadas de conciencia (otras plantas) que llevan una energía similar y estados de información (de las mismas especies). Los animales hacen esto. Hubo un experimento dirigido en la Universidad de Stanford en California, donde los científicos le daban shocks eléctricos a algunos ratones. Sacaron a los ratones del área y trajeron ratones frescos, quienes entraron en pánico, porque habían recogido de las hormonas emitidas por el miedo en el lote anterior de ratones.

Cada estado emocional que tenemos tiene un entorno bio-químico, que es soltado por el cuerpo a través de la piel, sudor y en el aliento. Nuestras mentes se extienden fuera del cuerpo, aunque la conciencia del cuerpo está dentro de aquella mente – la mente está dentro de algo mucho más penetrante, y nosotros llamamos aquel campo, el «Espíritu», que crea la mente, el cuerpo y el Universo objetivo.

En la literatura Védica, el Rishi dijo,

«Cuando descubrí quien era yo realmente, descubrí que no estoy en la Mente, sino que la Mente soy yo; yo no estoy en el cuerpo, sino que el cuerpo soy yo; no estoy en el Mundo, sino que el Mundo soy yo; encorvando hacia atrás dentro de mí, yo estoy creando, una y otra vez; en esencia, soy Aquel quien crea todo Aquello – Yo soy Aquello, tu eres Aquello, Todo esto es Aquello, y eso es Todo lo que Es; si tu encuentras Aquello, entonces tu lo tienes Todo».

Esto es de donde viene todo – no sólo materia y energía, sino que incluso el espacio y tiempo. Nosotros tendemos a pensar en tiempo como algo «externo» y real, pero como dijo un físico,

“no hay tal cosa como tiempo lineal. El tiempo lineal es un evento completamente psicológico en un Universo donde todo el ‘tiempo’ sucede simultáneamente«.

Otro físico dijo,

«el tiempo es sólo la manera en que la Naturaleza nos impide experimentar todo de una vez».

Una respuesta a “¿De qué estamos hechos o fabricados todos nosotros?”

  1. Estoy impresionada, es genial,es la respuesta a todo lo que buscamos.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: