FUNCIONAMIENTO DE LA PERVERSION

En estos momentos, 26 de mayo, desde el punto de vista astrológico, podemos ver a MARTE y VENUS en el signo de Aries. Marte está muy bien en su signo vital y guerrero y Venus está mal. Un planeta que simbolicamente representa la union, en un signo de independencia e iniciativa no va, motivo por el cual se dice que Venus aquí está en «exilio».

Esta pequeña introducción para analizar la PERVERSION.

Toda esta fuerza marciana y vital de marte influye mucho en la sexualidad de cada persona y de cada ser. Digo ser porque no todo es humano, también están los animales y las plantas. Esa fuerza de vida que fluye por todos lados, a la vista o invisible llega en algun momento a pervertirse.

Tenemos aquí la información de una persona que ha estudiado el tema y lo paso para compartirlo con ustedes. Norma

Fuente:Pedro Alzuru


La perversión se define clásicamente como desviación del instinto sexual. Su estudio sistemático se ha propuesto una clasificación descriptiva, una nomenclatura de las perversiones. Encontramos que la perversión concierne al objeto sexual:

la pareja sexual elegida puede ser un individuo del mismo sexo, muy joven o muy viejo y hasta

un cadáver.

El objeto sexual puede igualmente ser un animal, la ropa, zapatos y objetos del otro sexo, el perverso puede también ponerse estas vestimentas.

La práctica sexual misma puede pervertirse: mostrar los órganos genitales, buscar el sufrimiento de la pareja, erotizar el propio sufrimiento, la participación de un tercero o de varios en el acto sexual, la multiplicación de estos actos, la mezcla de la orina y las heces en estos actos, etc. Sin olvidar que estas prácticas frecuentemente se asocian unas con otras.

Esta enumeración constituye en sí misma una interpretación implícita de la perversión, pues supone un orden natural del instinto sexual que sería definible en comparación con las prácticas de los animales o a través de investigaciones estadísticas. Toda desviación estaría entonces ligada a un substrato orgánico, a una degeneración constitucional que conviene distinguir de los otros estigmas morfológicos o morales y que probablemente se origina por transmisión o debido a una predisposición hereditaria.

Esta psiquiatrización de la perversión está viciada en su método, son médicos y abogados los que han hecho esta clasificación con el objeto de responder a los problemas médico-legales resultantes de los actos delictivos y criminales cometidos por los perversos.

La aparente objetividad de tales estudios está marcada por la presión judicial y social que pesa sobre el observador, toda descripción, por otro lado, contribuye a definir al perverso como distinto al observador (el médico, el juez, la gente honesta), es decir alienarlo, patologizarlo, satanizarlo. Pero no solamente la referencia a un instinto sano, propio de la mayoría de la gente, permanece indemostrable, sino que además es una observación común que toda vida sexual calificada de normal implica prácticas tomadas en mayor o menor grado de fantasmas y actos perversos. Una sexualidad que pretenda coincidir exclusivamente con el fin de la reproducción no puede ser sino producto de fuertes inhibiciones que llevan a desconocer lo que la pulsión sexual implica de ciego y desbordante. Desde esta perspectiva, la abstinencia y el celibato son perversiones.(fin)

Ahora bien, no sólo una persona puede ser perversa con otra persona para «gozar» viendo como la otra persona sufre. Muchas veces los padres hacen sufrir a sus hijos o hijas a causa de ese celibato o abstinencia sexual o a causa de su fracaso sexual. Muchas veces un hombre que siente deseos sexuales por otro hombre no lo concreta y sigue casado con una mujer llevando así una vida de represión, pero desarrollando una característica de perversión en su personalidad.

PERO TAMBIEN…

Miremos a la sociedad como un ente solo, es decir como si fuera una sola «cosa». Existe tambien una sociedad perversa.

Miremos por ejemplo lo que ha hecho Corea del Norte con este experimento nuclear. Nosotros, todos los que vivimos en el planeta tierra tenemos problemas, dudas, fracasos, etc. y tratamos de sobrellevarlos. Algunos nos psicoanalizamos, otros vamos a escuelas o templos religiosos, otros tomamos remedios, otros compartimos con amistades y familiares nuestros pesares, pero nunca, directamente se nos ocurriría destruir con una bomba nuestra propia casa …a menos que seamos personas pervertidas.

La Tierra es «nuestra» casa. Es nuestra vivienda, nuestro hogar, lo que nos da aire, vida, alimentos, protección y seguridad. Si nosotros rompemos el poco equilibrio que tiene nuestra casa hoy día, se nos acorta el tiempo de nuestra estadía sobre la tierra. Pregunta: Por qué la sociedad pervertida está gestionando de esta manera nuestras vidas? Se utiliza una bomba nuclear como instrumento de «goce» a causa de algún fracaso interno que tiene la población coreana? No pensaron en el resto del mundo? Y si pensaron en el resto, lo hacen para ver nuestro sufrimiento?


 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: