No todos conocieron el Gran Secreto de la Vida en la Tierra

La famosa historia del Diluvio Universal, cuyas versiones se encuentran en todas las tradiciones humanas, es simple recuerdo de la gran catástrofe
atlante.
Todas las enseñanzas religiosas de la América primitiva, todos los sagrados cultos de los incas, mayas, aztecas, etc., los dioses y diosas de los antiguos griegos, fenicios, escandinavos, indostaníes, etc., son de origen atlante. Los dioses y diosas citados por Homero en la Ilíada y la Odisea, fueron héroes reinas y reyes de la Atlántida.
La Atlántida unía geográficamente a la América con el viejo mundo. Las antiguas civilizaciones indo-americanas tienen su origen en la Atlántida. Las religiones egipcia, inca, maya, etc., fueron las primitivas religiones atlantes.
El alfabeto fenicio, padre de todos los alfabetos europeos, tiene su raíz en un antiguo alfabeto, que fue correctamente transmitido a los mayas por los
atlantes. Todos los símbolos egipcios y mayas provienen de la misma fuente y así se explica la semejanza, demasiado grande para ser casualidad. Los
atlantes tenían un metal más precioso que el oro, se llamaba «orichalcum».

La catástrofe que acabó con la Atlántida fue pavorosa.
No cabe duda alguna que el resultado de violar la ley
es siempre catastrófico. La época de sumergimiento de
la Atlántida fue realmente una era de cambios
geológicos. Emergieron del seno profundo de los mares
otras tierras firmes que formaron nuevas islas y
nuevos continentes.

Algunos sobrevivientes de la catástrofe atlante se
refugiaron en el pequeño continente llamado Grabonzi,
hoy África, el cual aumentó de tamaño y extensión
debido a que otras áreas de tierra firme, que
emergieron de entre las aguas vecinas, se sumaron al
mismo.

El Golfo de México antiguamente fue un hermoso valle.
Las islas de las Antillas, las Canarias, España, son
pedazos de la sumergida Atlántida. El antiguo mar de
Kolhidius, situado al noroeste del continente recién
formado entonces y conocido como Ashhartk (Asia),
cambió de nombre y hoy se conoce con el nombre de Mar
Caspio. Las costas de este Mar Caspio están formadas
por tierras que al emerger del océano se unieron al
continente de Asia.

El Asia, el Mar Caspio y todo ese bloque de tierra
junto, es lo que hoy en día se conoce con el nombre de
Cáucaso. Dicho bloque en aquellos tiempos se llamó
Frianktzanarali y más tarde Kolhidishissi, pero hoy en
día, repito, se llama Cáucaso.

Por aquella época había un gran río que fertilizaba
toda la rica tierra de Tikliamis y que desembocaba en
el mar Caspio. Ese río se llamaba entonces Oksoseria y
todavía existe, pero ya no desemboca en el Mar Caspio
debido a un temblor secundario que lo desvió hacía la
derecha.

El rico caudal de agua de ese río se precipitó
violentamente por la zona más deprimida del continente
asiático, dando origen al pequeño Mar de Aral Pero el
antiquísimo lecho de ese viejo río, llamado ahora
Amudarya, todavía puede verse como sagrado testimonio
del curso de los siglos.

Después de la tercera gran catástrofe, que acabó con
la Atlántida, el antiguo país de Tikliamis con su
formidable capital, situada a orillas del mencionado
río, fue cubierto con todos sus pueblos y aldeas por
arena y ahora es sólo un desierto.

Por aquella época, desconocida para un César Cantú y
su Historia Universal, existía en Asia otro bello
país, conocido con el nombre de Marapleicie. Este país
comerciaba con Tikliamis y hasta existía entre ellos
mucha competencia comercial. Más tarde este país de
Marapleicie vino a tomar el nombre de Globandia,
debido a la gran ciudad de Gob.

Globandia y su poderosa ciudad de Gob fueron tragadas
por las arenas del desierto. Entre las arenas del
desierto de Gob se hallan ocultos riquísimos tesoros
atlantes, poderosas máquinas desconocidas para esta
raza aria. De cuando en cuando las arenas dejan al
descubierto todos esos tesoros, pero nadie se atreve a
tocarlos, porque el que lo intenta es muerto
instantáneamente por los gnomos que los cuidan. Sólo
los hombres de la gran sexta raza Koradhi, que en un
futuro habitarán este planeta, podrán conocer esos
tesoros y eso a cambio de una conducta recta.

DEVELACIÓN DE LOS SECRETOS DE LAS RUINAS DE COPAN – HONDURAS C.A.
SAMAEL AUN WEOR
SEGUNDA PARTE

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: