Desaparecidos


 Washington DC: El Archivo de Seguridad Nacional y su socio ONG, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), elogiaron hoy la desclasificación del Departamento de Estado de más de 4600 documentos previamente secretos EE.UU. violaciónes a los derechos humanos bajo la dictadura militar de 1976-83 en la Argentina .

“The documents provide clues to the fate of ‘disappeared’ citizens in Argentina by an unchecked security apparatus, and tell the story of a massive and indiscriminate counterinsurgency campaign carried out by the military dictatorship targeting real or imagined subversives including thousands of labor leaders, workers, clergymen, human rights advocates, scientists, doctors, and political party leaders” said Carlos Osorio, director of the National Security Archive’s Argentina Documentation Project. “Los documentos proporcionan pistas sobre el destino de los desaparecidos’ los ciudadanos en la Argentina por un desenfrenado aparato de seguridad, y cuentan la historia de una masiva e indiscriminada campaña de contrainsurgencia llevada a cabo por la dictadura militar de orientación real o imaginado subversivos incluyendo miles de dirigentes laborales, trabajadores , Clérigos, defensores de los derechos humanos, científicos, médicos, y dirigentes de partidos políticos “, dijo Carlos Osorio, director del Archivo de Seguridad Nacional del Proyecto de Documentación de Argentina.

The special declassification, initiated by the Clinton Administration and completed by the Bush administration, has yielded hundreds of cables, memoranda of conversations, reports and notes between the State Department and the US Embassy in Buenos Aires, that help clarify a handful of cases of disappearances. La desclasificación especial, iniciada por la Administración Clinton y completada por la administración Bush, ha producido centenares de cables, memoranda de conversaciones, informes y notas entre el Departamento de Estado y la Embajada de los EE.UU. en Buenos Aires, que ayudan a esclarecer unos cuantos casos de desapariciones . “They are a clear contribution to families seeking information about their missing relatives and to Judges seeking to make the military accountable for past abuses,” Osorio added. “Ellos son una clara contribución para las familias buscando información acerca de sus familiares desaparecidos y a los jueces que tratan de hacer los militares responsables de abusos pasados,” agregó Osorio.

On July 10, 2002, Argentine Judge Claudio Bonadio charged former President Galtieri along with 30 other military officers for the disappearance of a dozen Montonero subversives in 1980, among them Horacio Campiglia and Susana Binstock. El 10 de julio de 2002, el Juez argentino Claudio Bonadio cargado ex Presidente Galtieri junto con otros 30 oficiales militares por la desaparición de una docena de subversivos Montonero en 1980, entre ellos Horacio Campiglia y Susana Binstock. The documents provide new information on several issues: Los documentos proporcionan nueva información sobre varias cuestiones:

  • The abduction of Horacio Campiglia and Susana Binstock by Argentine intelligence with Brazilian collaboration in Brazil, their detention and disappearance from the Campo de Mayo detention center, as well as hints on the fate of dozens of other disappeared people captured by the military in 1979 and 1980; El secuestro de Horacio Campiglia y Susana Binstock por la inteligencia argentina con la colaboración de Brasil en el Brasil, su detención y la desaparición de Campo de Mayo, centro de detención, así como pistas sobre el destino de decenas de personas desaparecidas capturadas por los militares en 1979 y 1980 ;
  • Clarification of a handful of cases of disappeared people and useful information on others; Aclaración de un puñado de casos de desapariciones de personas y de información útil sobre otras;
  • Structure and modus operandi of the security and intelligence apparatus involved in the disappearances in 1979 and 1980 – chain of command of military intelligence Battalion 601 and the joint operations center known as Reunion Central leading up to the then Army commander in chief Leopoldo Galtieri; Estructura y modus operandi del aparato de seguridad e inteligencia involucrados en la desaparición en 1979 y 1980 – de la cadena de mando del Batallón 601 de inteligencia militar y el centro de operaciones conjuntas conocido como Reunión Central que llevaron al entonces comandante en jefe del Ejército Leopoldo Galtieri;
  • Torture in detention centers and assassinations and disappearances as a counterinsurgency policy of government forces; La tortura en centros de detención y los asesinatos y desapariciones como una política de contrainsurgencia de las fuerzas gubernamentales;
  • The cooperation between intelligence and security forces of Argentina and Brazil in illegal cross border detentions as well as with other Southern Cone intelligence services, mainly Uruguay and Chile, under Operation Condor in the mid 1970’s; La cooperación entre la inteligencia y las fuerzas de seguridad de Argentina y Brasil en detenciones ilegales transfronterizos, así como con otros servicios de inteligencia del Cono Sur, principalmente el Uruguay y Chile, el marco de la Operación Cóndor en la década de 1970 a mediados;
  • The spill over of counterinsurgency operations of Argentina’s intelligence and security units into neighboring Bolivia, Peru and Brazil, as well as Spain in the early 1980’s; El derrame de más de las operaciones de inteligencia de la Argentina y la seguridad en las unidades vecinas Bolivia, Perú y Brasil, así como en España en los principios de 1980;
  • The meticulous documentation by the US Embassy’s human rights team of nearly 10,000 human rights violations – most of them disappeared. La documentación meticulosa por la Embajada de los EE.UU. equipo de derechos humanos de casi 10000 violaciónes de derechos humanos – la mayoría de ellos desaparecieron.

“The State Department under Secretary Powell – and previously under Secretary Albright – deserves real credit for this historic human rights declassification,” remarked Thomas S. Blanton, director of the National Security Archive. “El Departamento de Estado en virtud del Secretario de Estado Powell – y ya en el marco de la Secretaria Albright – merece crédito real para este histórico desclasificación de los derechos humanos”, comentó Thomas S. Blanton, director del Archivo de Seguridad Nacional. “The foreign service officers who documented human rights abuses at the time, often to the discomfort of their bosses, and the retirees and staff who did the work to make these documents public, all deserve our thanks.” “Los oficiales del servicio exterior quienes documentaron las violaciones de derechos humanos en la época, a menudo a la incomodidad de sus jefes, y los retirados y personal de los que hicieron el trabajo de hacer públicos estos documentos, todos merecen nuestro agradecimiento.” Victor Abramovich, director of CELS, said that the recent human rights charges from the “dirty war” period against Galtieri made the State Department declassification even more urgent: “The documents will help clarify this case of great public importance, as well as the whole period of military rule.” Victor Abramovich, director del CELS, dijo que las recientes acusaciones en materia de derechos humanos a partir de la “guerra sucia” contra Galtieri período hizo la desclasificación del Departamento de Estado aún más urgente: “Los documentos de ayuda para clarificar este asunto de gran importancia pública, así como la totalidad Período de régimen militar. “

“This release proves once again that long secret US documents constitute a powerful historical and judicial tool to redress the atrocities of the past in Latin America,” said Archive senior analyst Peter Kornbluh. “Este lanzamiento demuestra una vez más que EE.UU. largo secreto documentos constituyen una poderosa herramienta histórica y judicial a la reparación de las atrocidades del pasado en Latinoamérica,” dijo el analista senior Archivo Peter Kornbluh. He and Osorio called on the Central Intelligence Agency, Defense Intelligence Agency and other national security agencies to follow the State Department lead on declassifying their records relating to human rights abuses. El y Osorio pidieron a la Agencia Central de Inteligencia, la Agencia de Inteligencia de Defensa y otros organismos de seguridad nacional a seguir el Departamento de Estado en la desclasificación de llevar sus registros en relación con violaciones de los derechos humanos.

Since 1999, dozens of victims and relatives, human rights organizations, judges and US congress people have asked the US for documents on violations in the Southern Cone during the decade from 1975-85. Desde 1999, docenas de víctimas y familiares, organizaciones de derechos humanos, los jueces y los EE.UU. han pedido a congresistas de los EE.UU. documentos sobre violaciónes en el Cono Sur durante la década de 1975-85. Former Secretary of State Madeleine Albright ordered the collection, review and declassification of US records on Argentina following an August 16, 2000 meeting in Buenos Aires with leaders of the Grandmothers and Mothers of Plaza de Mayo, and with the Argentine human rights organization, the Centro de Estudios Sociales y Legales (CELS). Ex Secretaria de Estado Madeleine Albright ordenó la colección, revisión y desclasificación de los registros de EE.UU. a la Argentina a raíz de un 16 de agosto de 2000 reunión en Buenos Aires con dirigentes de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, y con la organización de derechos humanos argentina, el Centro De Estudios Legales y Sociales (CELS).

In November 2000, the Department of State announced the declassification effort on documents pertaining to “Operation Condor; disappearances and child kidnapping in Argentina from 1976-83.” En noviembre de 2000, el Departamento de Estado anunció el esfuerzo de desclasificación de los documentos relativos a la “Operación Cóndor, las desapariciones y secuestros de niños en la Argentina de 1976-83.” State Department officials asked the CIA and Pentagon to participate by releasing documents from their agency archives, but they declined to do so. Departamento de Estado pidió a los funcionarios de la CIA y el Pentágono a participar por la liberación de los documentos de sus archivos organismo, pero se negó a hacerlo. The review process was largely completed and 35 volumes of 500 pages each were ready to be published by September 2001. El proceso de revisión fue completado en gran medida y 35 volúmenes de 500 páginas cada uno estaban listos para ser publicados en septiembre de 2001. The September 11th tragedy and the fiscal and political crisis in December in Argentina held up the release of the documents until now. El 11 la tragedia y la crisis fiscal y política en la Argentina en diciembre se celebró la liberación de los documentos hasta ahora.

The National Security Archive worked with CELS to provide the State Department with a detailed chronology of key human rights cases from the “dirty war” period for State’s use in its search and review process. El Archivo de Seguridad Nacional colabora con CELS para proporcionar al Departamento de Estado una detallada cronología de casos claves de derechos humanos de la “guerra sucia” del Estado para el período de su utilización en la búsqueda y el proceso de examen. In the coming months, the National Security Archive will work with the Centro de Estudios Sociales y Legales in Argentina to produce selections and analysis for human rights groups, lawyers and judges engaged in judicial proceedings and in the search for truth. En los próximos meses, el Archivo de Seguridad Nacional trabajará con el Centro de Estudios Legales y Sociales en la Argentina para producir selecciones y análisis para grupos de derechos humanos, abogados y jueces que participan en los procesos judiciales y en la búsqueda de la verdad.

Seguimos buscando a los desaparecidos: vivos o muertos


 ¡ CHAU ALE…DECILES QUE ME LLEVAN…!!! Nuevamente el Equipo de Argentino de Antropología Forense logró identificar los restos de otro de los jóvenes asesinados por el Terrorismo de Estado en Argentina durante la década del setenta. Se trata de Stella Maris Bojorge, quien fue a secuestrada en la  madrugada del 2 de julio de 1977 de su domicilio paterno  y cuyos restos fueron hallados  a fines del pasado año en el Cementerio de la ciudad de La Plata. El comienzo de la historia Aún no había transcurrido la medianoche del 1° de julio de 1977, cuando un grupo fuertemente armado irrumpe en el domicilio de Stella Maris Bojorge Puricelli, 23 años, aterrando a esta tranquila familia domiciliada en la  ciudad de Mercedes, Provincia de Buenos Aires,  Stella Maris, se había recibido en la Escuela Normal de su ciudad natal  en el año 1971 y  posteriormente ingresó a la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de La Plata, cursando hasta el tercer año. Cuando cinco años más tarde abandonó la carrera, retornó a casa de sus padres y al momento del se- cuestro viajaba periódicamente a la Capital Federal donde estudiaba inglés en las “Academias Pitman”. Ese primer viernes de julio, hacía solo unas pocas horas que había regresa- do  a Mercedes para hacerse atenderse  por un problema de salud, cuando es sor- prendida en su propia casa por el referido grupo. “Para sorpresa de los secuestradores, se encontraban en la vivienda varios familiares: Stella, sus padres, cinco hermanos, un cuñado y una sobrina a quién el día siguiente le festejarían su primer año de vida…Los hombres fueron llevados a una habitación, los obligaron a colocarse de rodillas, les ataron manos y pies y cubrieron sus rostros con fundas. Posteriormente fueron trasladados a un dormitorio y atados a los elásticos de las camas. Las mujeres fueron encerradas en el baño y en otras habitaciones..” narra en su relato el padre de Stella Daris ante la Conadep. Ya al ingresar, preguntaron por “Pepón” y “Perica”, dos amigos de la joven, que estudiaban en la Facultad de Agronomía de La Plata. Intensificado el interrogatorio sobre Stella Maris , otra de sus hermanas que ingresó a la vivienda sin percatarse de lo que ocurría, también escuchó cuando inquirían  por estos dos estudiantes universitarios. Fue la última en ver a Stella Maris, cuando aproximadamente a la una de la madrugada, se retiran los secuestradores con su botín. Con suma entereza, la joven atinó a decir:  ¡Chau Ale!…Deciles que me llevan…!!!Arturo Carlos Bogorje, en  busca de su hija, inmediatamente  acudió  al Regimiento 6 de Infantería de la ciudad de Mercedes, a cargo del  Teniente Coronel Justo J. Rojas Alcorta, quién lo recibió el 4 de agosto, sin aportar ninguna solución a la angustia familiar.  

A los cuatro  días de esta infructuosa entrevista, el señor Bojorge recibe dos llamados telefónicos, citándolo a una entrevista en la ciudad de Luján para negociar la libertad de la muchacha. En la oportunidad, tres personas abordaron  su automóvil portando armas largas y equipo de radio comunicación, asegurando  tenerla cautiva y  proponiendo liberarla a cambio de información sobre el paradero de un familiar a quién buscaban. Aseguraron que Stella Maris “no tenía cargos graves y no militaba de un año y medio atrás, después de la muerte de una compañera”, por lo que era factible su libertad siempre y cuando se les proporcionen los datos que necesitaban.  

Ante la negativa del hombre, el grupo se retira, no sin antes  amenazarlo con  nuevos secuestros. Es así que cumpliendo su promesa, el 31 de agosto lo secuestran junto a dos familiares más. Durante un día entero es sometido a torturas para que proporcione el paradero de  la persona a quien decían buscar, pero al no obtener información deseada, todos son liberados.  

Obviamente la familia recurrió a la justicia, pero  sin resultado alguno. También se acudió a la Iglesia Católica, institución que a través de la Conferencia Episcopal Argentina respondió el 26 de mayo de 1978  en nombre y representación del  Cardenal Raúl F. Primatesta. En dicha misiva el secretario del Cardenal lamenta que al prelado le resulte imposible conceder audiencias en Buenos Aires, dado que por   su residencia permanente en Córdoba, cuando venia a la Capital lo hacía fugazmente y  solo por asuntos atinentes a la Conferencia Episcopal.

Y concluye el acongojado prelado: “De todas maneras, las autoridades eclesiásticas poco pueden hacer en angustiosos problemas como el de Uds. Aun que se han obtenido algunos resultados generales, en nuestras intervenciones por casos particulares los esfuerzos han sido siempre infructuosos. Dios les ayude y les conforte en tan penosos momentos”.

 Y DIOS AYUDO…  

El 4 de enero del año  1984 se difunden públicamente relatos de sobrevivientes del Centro Clandestino de Detención “La Cacha” y en el listado de personas vistas aparece el nombre de Stella Maris. Allí había estado cautiva “La Ratona”, apodo con que se la llamaba familiarmente.

  En ese listado, se menciona a Carlos Alberto Weber (Pepón), joven por el que habían preguntado los secuestradores aquel 1° de julio de 1977 y novio de Stella Maris desde hacía años. Los testimonios brindados en el Juicio por la Verdad de la Ciudad de La Plata a partir del año 1999 y las investigaciones realizadas por la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos de la Argentina, aportaron los datos faltantes, pudiéndose así develar también la identidad de “Perica”, la otra estudiante buscada.

Se trataba de Stella Maris Giourgas, 23 años, quién había sido secuestrada en la ciudad de La Plata el 22 de junio de ese mismo año. En cambio, el secuestro de, soldado conscripto en ese entonces, se  había producido en las inmediaciones del  “Batallón de Comunicaciones Comando 601”, en la localidad de City Bell, provincia de Buenos Aires, seis días más tarde cuando sus superiores le “ordenan realizar una diligencia fuera del cuartel”. Y LA FAMILIA TRIUNFOTodos los datos reunidos coincidían: Stella Maris había estado cautiva en “La Cacha” al menos hasta finales de septiembre de 1977. Varios sobrevivientes lo aseguraron e incluso habían conversado con ella. 

Con impresionante tenacidad los hermanos de la joven reunieron peque- ñas pistas, entrevistaron a numerosas testigos, buscaron en libros de hospitales y en registros de cementerios de los alrededores de la ciudad de La Plata y también pidieron a la Cámara Federal de La Plata poder acceder a toda actuación judicial relacionada con personas cautivas por aquella época en “La Cacha”.

A partir de todos estos datos lograron ubicar ocho cuerpos ingresados como “NN  al  Cementerio platense en la madrugada del 22 de septiembre de 1977 y que fueron “encontrados” por la policía  en las cercanías de la localidad de  Berazategui, sospechándose que dichas muertes correspondían al resultado de un “traslado de prisioneros” retirados de  “La Cacha” para su ejecución. 

Tal la técnica de “la inteligencia militar” y el marco de desinformación a que se sometía a la sociedad durante el gobierno cívico-militar, las 8 personas todos jóvenes entre 25 y 30 años- habían sido asesinadas en distintos grupos y en calles cercanas entre sí.

Así uno de ellos estaba compuesto por dos masculinos y un femenino, el otro grupo incluía a dos femeninos y un masculino y el tercer grupo era una pare- ja. Con ello se simulaba el escenario de un importante operativo antisubversivo y el abatimiento de toda una célula extremista, aunque las  actas de defunción encontradas por la familia Bojorge denunciaban otra realidad al consignar la causa de las muertes de la siguiente manera: “Destrucción de masa encefálica por múltiples heridas de bala”. Según las Actas del Registro Civil el hecho aconteció a las 4,30 de la mañana y llamativamente seis certificados de defunción están firmados en forma entrecruzada por dos médicos. Se pretendía conformar el escenario de un crimen perfecto.   

Así las cosas, en octubre del pasado año, por orden de la Cámara Federal de La Plata el Equipo de Antropología Forense comenzaron con los estudios de ADN sobre los 8 cuerpos. Uno de ellos aún presentaba restos de la vestimenta que llevaba Stella Maris la madrugada de su secuestro. Coincidían pulóver, pantalón y calzado. Era un indicio alentador que se confirmó cuando a media- dos de febrero los exámenes científicos dieron resultado positivo: uno de los cuerpos hallados era el de la joven mercedina, que desde la primera semana de marzo descansa en su ciudad natal.

La historia deja más de una enseñanza, pues en el caso, el esfuerzo y la tenacidad de toda una familia logró reunir una impresionante cantidad de datos, que -vaya paradoja- estaban en poder del mismo Estado que asesinó a la joven secuestrada. Es bueno que el ejemplo sirva para que muchos otros sigan similar camino y quizás se obtengan mejores resultados, en esta búsqueda que ya lleva largos y penosos años. 

Aunque tambien, el tema merece otras reflexiones. Una dedicada al Esta do Nacional y otra sobre el actuar de las  Fuerzas Armadas en la década del 70, que merecen una amplia discusión.

Desde hace años la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha sostenido que  el Estado debe garantizar el derecho a la verdad y la obligación del respeto al cuerpo y del derecho al duelo, siendo su  obligación investigar y castigar a los responsables de todo crimen sobre personas desaparecidas, arbitrando las medidas necesarias para determinar el modo, tiempo y lugar del secuestro y la posterior detención y muerte y el lugar de la inhumación de los cuerpos de todas ellas. Y “…si el aparato del Estado actúa de modo que tal violación quede impune y no se restablezca en cuanto sea posible a la víctima la plenitud de sus derechos, puede afirmarse que ha incumplido el deber de garantizar su libre y pleno ejercicio a las personas sujetas a su jurisdicción” (Extraído del fallo de la  CSJN en los autos . “Suarez Mason, Carlos Guillermo s/ homicidio, privación ilegal de la libertad, etc. (causa 450). Aguiar de Lapacó, Carmen s/recurso extraordi- nario”.13 de agosto de 1998). Es obvio que ejemplos como este, muestran que la actividad del Estado en este sentido, es al menos tibia e indecisa para colaborar en la enorme tarea que aún resta realizar, quedando la iniciativa siempre en manos de familiares u organismos de derechos humanos.La segunda reflexión apunta al accionar de las Fuerzas Armadas en la dé- cada del 70, cuando aplicaron la metodología no solo del asesinato de personas indefensas, sino también la del  ocultamiento de los cuerpos, en un hecho sin pre- cedentes en la historia de la humanidad, aun hoy sin justificación  teórica o doctrinaria posible.  El derecho de enterrar a los muertos en el pensamiento de casi todos los pueblos antiguos había sido concedido aún con relación a los condenados a una muerte infamante o a los enemigos de la guerra y era juzgado como un castigo terrible el desconocer el destino de los restos de una persona lo que la asimilaba a un animal. Los pueblos civilizados, ya desde la misma Ilíada, prestaban suma atención   al destino de los cadáveres, considerado esto como un rasgo distintivo frente a otras tribus a las que calificaban de impías por despreciar el cuidado de aquéllos.La muerte en la guerra no era obstáculo para la devolución de los cadáveres de los parientes, medida adecuada a los usos y costumbres tanto del mundo helénico como del romano, considerándose una profanación cuando no se actuaba conforme a esos usos. Los orígenes de la tradición cristiana giran en torno a la devolución del cuerpo de Jesús por Poncio Pilatos y las reliquias de los muertos en la persecución eran tenidas en gran aprecio  a punto tal que la reunión de lo cristianos alrededor de las reliquias de los santos y de las iglesias construidas sobre ellas, se convirtió en un rasgo específico de la civilización cristiana… (Del voto del Dr. Bossert en el fallo citado)  “Se trata de un principio moral reconocido desde la antigüedad, el derecho de los familiares de enterrar a sus muertos, que proviene de leyes no escritas y firmes de los dioses que no son de hoy ni de ayer sino de siempre y nadie sabe a partir de cuándo pudieron aparecer” (Sófocles, “Antígona”, v. 455-459. ed. Madrid, Alianza Ed. 1997, versión de José M. Lucas de Dios, p. 185. Voto del Dr. Bossert ). Esta es otra de la cuestiones pendientes y al no cerrarse definitivamente se  afecta un… “Derecho cuya vulneración configuró en todos los tiempos la perpetración de una impiedad. Es una noción que el hombre opone al salvajismo… Cuestionar ese derecho implica negar que un sujeto posee una dignidad mayor que la materia. Y ello afecta, no sólo al deudo que reclama, sino a la sociedad civil, que debe sentirse disminuida ante la desaparición de alguno de sus miembros, “una sociedad sana no puede permitir que un individuo que ha formado parte de su propia sustancia, en la que ha impreso su marca, se pierda para siempre (Robert Hertz, “La muerte”, Alianza Editorial Mexicana, 1990, p. 91).  (Id. Anterior). Por ello, nunca más acertadas las palabras del distinguido jurista, cuando concluye en sus apreciaciones, manifestando:  “El juicio del tiempo sobre cada conducta puede ser variable en el plano político, porque a la luz de la experien- cia  es dable ver quién acertó y quién equivocó el camino. Pero el juicio en el plano moral es inequívoco. Hubo quienes defendieron y quienes menospreciaron la dignidad humana”. LA NOCHE DE LAS ESCOPETAS Pero la historia no termina aquí. ¿Que suerte corrieron los jóvenes Carlos Alberto Weber, “Pepón” y Stella Maris Giourgas, “Perica” por quienes también habían preguntado los secuestradores aquellas ultimas horas del 1° de julio de 1977?-Otras investigaciones, pudieron determinar que fueron ejecutados la noche del 19 de julio de aquel mismo año en el camino que une la Ruta de la Costa hacia la localidad de Santa Clara del Mar y la Ruta Nacional Numero Dos, en los alrededores de la ciudad de Mar del Plata. Habían sido sacados del Centro Clandestino de “La Cacha” y transporta- dos en un automóvil Ford Falcon que resultó “interceptado” por una patrulla militar. En el asiento delantero se encontró el cuerpo de Weber, en el trasero el de la joven Giorguas y amordazado y vendado en el  baúl de ese vehículo estaba yo. De ahí me sacaron unos soldados. El “Ford Falcon” pertenecía al Doctor Norberto Centeno ,asesinado siete días antes en el Centro Clandestino “La Cueva”, instalado en la Base Aérea de Mar del Plata, en el hecho que se conoció como “La Noche de las Corbatas”.    La prensa aludió a la noticia como un triunfó sobre la subversión y el Esta do en una misma acción sumó: una liberación, le atribuyeron mi  secuestro a Montoneros, mataron secuestrados, recuperaron el automóvil del Dr.Centeno reforzando la teoría de que también había sido muerto por dicha organización  y se vendió la operación como un éxito de las fuerzas legales. A más de ello, las Fuerzas Armadas pretendían atribuir a “organizaciones extremistas” el cautiverio del resto de los abogados secuestrados en “La Noche de las Corbatas”, que en ese momento permanecían prisioneros en “La Cueva” y que aún hoy se encuentran todos desaparecidos.  La mayoría de los tiros fueron de escopeta y el hecho, a la luz de la historia, resulta ser un homicidio, cuya autoría ha sido confesada públicamente por sus propios ejecutores, al difundir por los diarios la noticia de “un enfrentamiento armado” que solo fue uno de los tantos crímenes de la época. Las víctimas en este caso, son los testigos vivientes de este fraude y su “palabra” nunca podrá ser desvirtuada.  Pero, aún queda la incógnita ¿cómo y porqué estos jóvenes fueron trasladados hasta Mar del Plata para semejante simulación? ¿En dónde encaja una y otra historia? ¿Que mecanismo perverso ideó tremendo sistema de eliminación de personas?,. A pesar de todo, siempre alguna luz se enciende. La más importante -por ahora- es la de Stella Maris Bojorge que brilla sobre su cielo de Mercedes. Es seguro, también,  que pronto se develará el misterio de lo acontecido con sus compañeros en aquel siniestro camino marplatense

Carlos A.Bozzi

Sobreviviente de La Noche de las Corbatas.    

¿Qué pasó en la ESMA en 1977/78/79?


Si usted es joven y no supo bien lo que pasó en la Esma en los años 70´

porque tal vez no había nacido, o porque no se informó, o porque no se atrevió a preguntar bien, o porque le dijeron que “de eso no se habla”, o porque desviaron su atención sobre aquella época de crímenes y torturas, puede leer en este link que le adjunto, algo que le despertará mucha conciencia.

 http://casapueblos-juicio-febres-esma.blogspot.com/2007/11/novena-audiencia-juicio-hctor-febres.html

Beneficios para discapacitados


    BENEFICIOS PARA LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD.-LA LIC. ELINA USATEGUI, DIRECTORA DE CAPACIDADES DIFERENTES DE LA MUNICIPALIDAD DE GRAL. SAN MARTÍN, TE DICE  TODAS LAS POSIBILIDADES QUE TENES SI TE ACERCAS A SU OFICINA. GESTIONES, TRAMITES, ASESORAMIENTO DE PENSIONES Y DE CERTIFICADOS, BANCO DE ELEMENTOS ORTOPÉDICOS, PASES LIBRES, DEPORTES, BAILES, TALLERES, CURSOS, BOLSA DE TRABAJO Y MUCHAS COSAS MÁS TODAS GRATIS.

“INTEGRANDONOSTV”

Veteranos de MALVINAS


 Marcha NACIONAL de VETERANOS NO RECONOCIDOS DE MALVINAS

¿Quién es excombatiente?

(referencia: Libro “Fárrago de Malvinas”, de Luis Reginaldo Pereyra)

“Para ser excombatiente de una guerra no necesariamente hace falta haber peleado físicamente, basta estar en cualquier frente de batalla, tierra, mar o aire, desempeñando cualquier labor, aunque parezca insignificante.” “Lo real y cierto, es que toda persona que haya estado en un frente de batalla es veterano de guerra, haya o no usado la fuerza física, haya o no artillado fusiles, cañones, granadas, conducido aviones, barcos, etc., porque lo que cuenta para ser excombatiente es al peligro al que uno se enfrenta en una guerra y del cual nadie está exento por más sencilla que sea la tarea que le toque desempeñar.”

http://veteranoscontinentales.org/web/index.php/leyes_y_proyectos.html

Fragmentos de un Satélite podría chocar contra la ISS


NASA advierte que fragmentos de satélite chino pueden chocar con la Estación Espacial Internacional
La Administración Nacional de Aeronáutica y Espacio de Estados Unidos (NASA) advirtió que fragmentos de un satélite chino pueden chocar con la Estación Espacial Internacional (ISS), y que se adoptarán medidas para evitar esa colisión.
“Los expertos de la NASA prevén que para evitar un choque con los fragmentos (del satélite chino) con mucha probabilidad deberemos corregir la órbita de la ISS”, dijo ayer Donald Meli, funcionario de departamento de estado de EEUU.
El funcionario añadió que en varias ocasiones, la NASA ha tenido que corregir la altura de la órbita de algunos de sus satélites para evitar colisiones con fragmentos de satélites o “basura espacial”.
Según Meli, las pruebas efectuadas por China para destruir satélites con misiles interceptores agudizo la situación de la basura espacial.
A consecuencia de esas pruebas, “aparecieron más de 2.600 fragmentos metálicos que por su tamaño debemos vigilar permanentemente y otros 100.000 que son muy pequeños y no podemos detectar”, indicó.
A juicio de la NASA, esos fragmentos suponen un riesgo muy serio para los tripulantes de la ISS y para el funcionamiento de las flotillas de satélites que cumplen funciones clave de comunicaciones, navegación, prevención de desastres, investigaciones científicas y observaciones meteorológicas.
“Las autoridades chinas deben tener en cuenta la Convención Internacional sobre el espacio de 1972 que prevé responsabilidades de orden legal por los daños que puedan ocasionar a otros países esos y otros fragmentos”, subrayó Meli.
Fuente: Ria Novosti