PREPARANDO AL ELEFANTE INTERIOR para la lucha exterior

elefantes negros«El elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca
parecida desde que era muy pequeño».

Cerré los ojos y me imaginé al pequeño recién nacido sujeto a la estaca.
Estoy seguro de que en aquel momento el elefantito empujó, tiró y sudó
tratando de soltarse. Y a pesar de todo su esfuerzo no pudo. La estaca era
ciertamente muy fuerte para él. Juraría que se durmió agotado y que al día
siguiente volvió a probar, y también al otro y al que seguía…

Hasta que un día, un terrible día para su historia, el animal aceptó su
impotencia y se resignó a su destino.

Este elefante enorme y poderoso no escapa porque cree que NO PUEDE.

El tiene registro y recuerdo de su impotencia, de aquella impotencia que
sentís poco después de nacer. Y lo peor es que jamás se ha vuelto a
cuestionar seriamente ese registro.

Jamás… Jamás … intentó poner a prueba su fuerza otra vez …

Cada uno de nosotros somos un poco como ese elefante: vamos por el mundo
atados a cientos de estacas que nos restan libertad.

Vivimos creyendo que un montón de cosas «no podemos» simplemente porque
alguna vez probamos y no pudimos.

Grabamos en nuestro recuerdo: No puedo… No puedo y nunca podré.

Crecimos portando ese mensaje que nos impusimos a nosotros mismos y nunca
más lo volvimos a intentar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s